Ideas sobre piercings: aro de labio con motivos celtas

Una de las cosas que más llaman la atención de la juventud actual es la moda de los piercings. Un aro de labio celta bien elegido puede ser muy atractivo y estético.

El aro de labio es uno de los elementos más elegidos a la hora de hacerse un lindo y disimulado piercing. Lo más importante es acudir a un profesional en el tema para que el procedimiento se haga con todos los elementos idóneos y con la asepsia requerida en estos casos. Uno de los aros más originales y estéticos son aquellos con motivos celtas ya que permiten la fusión de varias formas geométricas que conforman signos y figuras que llaman mucho la atención.

Ideas acerca del piercing
Generalmente, un aro de labio que tenga dibujos celtas puede ser implantado en varias partes de la boca para que pueda lucirse mucho mejor. Una de las opciones es el famoso piercing Monroe, llamado así por simular el lunar de esta famosa artista y se coloca generalmente en la parte superior del lado izquierdo del labio. Otra idea que resulta muy atractiva es un piercing celta debajo del labio ya que son muy estéticos, versátiles y quedan bien en casi toda clase de rostros.

 

La gran ventaja de hacerlos en la zona descrita es que pueden ser tan discretos como se quieran simplemente cambiando el tamaño de la joya celta y se puede cambiar de color para que combine con cualquier tipo de vestimenta. Inclusive en la antigüedad el aro de labio con motivos celtas eran un símbolo de distinguido y alto estatus en las tribus indígenas, lo mejor de todo es que son los menos dolorosos y los que mejor se dejan manipular.

Tipos de piercing para labios
Para colocarse un aro de labio celta hay distintas opciones, pero las más buscadas son los labret verticales, que se hacen desde la parte superior del labio inferior; los snake bites que consisten en dos piercings colocados uno en cada extremo del labio; y los lowbret, que se ubican muy cerca de la barbilla. También están los piercings que se colocan al medio del labio inferior que quedan espectaculares a la vista, ya que el dibujo celta da una impresión de tatuaje en la boca.

 

Finalmente, otra idea muy usada es el piercing conocido como picadura de ángel, que consiste en dos perforaciones hechas o en el labio superior o en el inferior entre las que se pasa una barrita, aunque hay mucha gente que utiliza ambas opciones al mismo tiempo. En esta misma categoría están los piercings horizontales que consisten en una barra que pasa a través de la parte interior del labio.