Instrucciones para desinfectar una herida en una mano

Una de las lesiones más comunes en las personas suele presentarse en las manos. Desinfectar una herida a tiempo es una parte esencial para obtener una sanación satisfactoria

Al desinfectar una herida en la mano, se logra evitar que los gérmenes entren en circulación a través del torrente sanguíneo del cuerpo. Es por esta razón que el correcto tratamiento de cualquier lesión que se presente en esta área es de vital importancia para una recuperación total satisfactoria del la zona afectada.

Primer paso a seguir
En primer lugar, al desinfectar una herida hay que preparar todo el material que se necesita para este fin. Los aspectos más importantes son lavarse las manos con agua y jabón, preparar una zona limpia para realizar la curación y tener al alcance todo el material para la desinfección como gasa, tijeras, pinzas, apósitos y un líquido desinfectante a su elección que puede ser alcohol yodado.

Luego de tener todos los elementos listos para la curación, hay que percatarse de que no hayan cuerpos extraños en la herida como por ejemplo, tierra, polvo o fragmentos de vidrio. Si es así, hay que removerlos inmediatamente con unas pinzas.

Instrucciones para desinfectar una herida
Una vez que ya esté lista la mano para la curación, hay que lavar muy suavemente la herida con agua y jabón preferiblemente antiséptico, luego para secarla hay que frotar con una gasa en forma de espiral hasta 2 centímetros alrededor de la lesión.
Cuando la zona afectada se encuentre completamente seca es hora de aplicar el antiséptico que haya elegido con una gasa y finalmente se cubre la herida con una curita o un apósito auto-adhesivo. Es importante no tocar la herida directamente, lo recomendable es utilizar guantes quirúrgicos, que son los idóneos para estos casos.

Últimas recomendaciones
Si la herida es muy grande y el sangrado se sale de control, lo mejor es cubrir la lesión, presionándola con una tela muy limpia e ir inmediatamente al centro de salud más cercano para que ellos sean los que determinen la mejor forma para desinfectar una herida de esa magnitud.

El uso del isodine o el yodo es muy recomendado en estos casos, ya que estos productos desinfectan sin agudizar los síntomas de dolor o causar corrosión como lo hace el alcohol puro.

Se aconseja la aplicación de la vacuna contra el tétanos si es que no se ha aplicado ésta con anterioridad. Por último, una vez que se haya formado una costra se debe dejar la herida al aire libre para que termine bien todo su proceso de cicatrización.