Intercambios de estudiantes: cómo aprender idiomas en verano

Una experiencia única y miles de opciones son los rasgos a destacar de los intercambios de estudiantes que son el destino en vacaciones de miles de jóvenes.

Aprender idiomas de manera interactiva conociendo una cultura diferente y teniendo la oportunidad de practicar con personas nativas de la lengua que se pretende aprender es posible. Los programas de intercambios de estudiantes que, cada vez, se proponen más jóvenes y adultos para mejorar su habilidad comunicándose con personas de otros países conforman un pilar básico para el autoconocimiento y el descubrimiento de otras culturas.

Alternativas para bolsillos exigentes

La elección es amplia cuando se entra en la página oficial de "intercambio estudiantes". Consiste en una red que favorece el contacto con personas de todas las culturas que pretendan viajar a otros países. Solo es necesario registrarse para poder buscar candidatos con los que realizar los intercambios de estudiantes.

 

En yepspain la política es, sensiblemente, diferente ya que, ofertando diferentes opciones de intercambios de corta o larga duración a jóvenes de entre 15 y 18 años, solo se pagan la cuantía del viaje y el seguro pero la manutención corre a cargo de la familia receptora. Asimismo, cuando venga el estudiante de intercambio a la casa española, también sea alimentado.

 

Del mismo modo, en la página intercambio de idioma se da la opción no solo de que un menor viaje a otro país sino que esto se extiende a toda la familia pudiendo hacer un intercambio familiar en el que encajarían hasta cuatro menores y dos adultos. También se trata de un programa muy económico.

 

Spainexchange pone en contacto a familias anfitrionas con jóvenes de todo el mundo que deseen hacer intercambios de estudiantes. Sin embargo, la página web no se responsabiliza de que lo pactado entre familias y estudiantes sea llevado a cabo por lo que resulta una opción mejor para estudiantes mayores de dieciocho años.

Programas de cinco estrellas

Un imperativo en esta sociedad marcada por la globalización de los recursos, es la de conocer el mayor número de lenguas posibles. Para aquellos que, además, desean hacerlo con todas las garantías de que aprenderán, está EF que reune el intercambio alojándose con familias nativas y un programa de cursos de idiomas con certificado incluido para que se vuelva hablando el idioma elegido.

 

EF no solo dispone de un programa de intercambios de estudiantes sino que ofrece formación para la realización de pruebas First, cursos de larga duración y su abanico de destinos es el más amplio que existe. Además, se puede elegir entre familia de destino, habitación doble o individual e, incluso, para los más exigentes, alojamiento en hotel.