Kool-aid sabores: el refresco de Nebraska

Kool-aid sabores es la bebida en polvo más refrescante, fácil y rápida de preparar que gusta a todos y además, no contiene burbujas.

Debido al ritmo de vida que llevamos actualmente, kool-aid sabores es una solución refrescante para la merienda de los niños. Los hay de muchos sabores, como uva, fresa, limón, y naranja lo que hará las delicias de los niños y de toda la familia. Además, se prepara en diez minutos y es muy dulce y agradable.

Un poco de historia
Kool-aid sabores es una bebida en polvo para mezclar con agua que ha sido inventada por Edwin Perkins en Nebraska (Estados Unidos) en el año 1927 y registrada en 1928. En 1953 Edwin Perkins vendió la marca a General Foods, quien introdujo en su publicidad la popular jarra sonriente. Posteriormente la marca fue adquirida por Kraft Foods, convirtiéndose en la nueva propietaria y la que lanzó al estrellato esta refrescante bebida.

El refresco de un Estado
Actualmente, kool-aid sabores es el refresco oficial de Nebraska. Cada segundo fin de semana de agosto se celebra un festival anual llamado “Kool-Aid Days” reconocido como un evento oficial del Estado. Originariamente, los sabores fueron de cereza, uva, lima-limón, naranja, frambuesa y fresa. Actualmente han fabricado el kool-aid sabor ponche. Además, han lanzado al mercado refrescos bajos en calorías y sin azúcar para cuidar la línea.

 

Hoy en día existen muchos formatos de Kool-aid sabores, como los polvos que vienen en sobres que cunden tres veces más, las latas que contienen un extra de vitamina C con o sin azúcar, o los paquetes individuales que están diseñados para disolver en botellas de agua de un litro.

Killer Kool-aid: un cóctel delicioso
Kool-aid sabores permite elaborar multitud de cócteles y bebidas refrescantes con o sin alcohol para tomar en todas las estaciones del año. Killer Kool-aid es un cóctel tradicional americano rápido y fácil de preparar. Para su elaboración necesitaremos 25 centilitros de Vodka, amaretto, licor de melón y un poco de kool-aid sabor cereza o ponche, el que más nos guste.

 

Serviremos en un vaso de tubo el Vodka con cubitos hielo. Llenaremos tres cuartos del tubo con kool-aid de cereza o ponche y pondremos la cantidad deseada de licor de melón y amaretto. Decoraremos con una rodaja de limón o lima limón el borde del vaso. Para saber si lo hemos preparado correctamente, veremos tres cuartas partes del vaso del color del kool-aid sabor cereza o ponche y un cuarto del vaso (hasta el borde) de un color verde lima. Si ha quedado muy fuerte de Vodka, podemos rebajarlo con más kool-aid de cereza o ponche.