La mejor dieta para curar la diarrea en 24 horas

Nada mejor que una buena dieta rica en proteínas, vitaminas y minerales para combatir los síntomas de la incomoda diarrea.

Tener malos hábitos alimenticios, ingerir alimentos descompuestos, la reacción alérgica de algún medicamento o incluso a las emociones pueden ser la causa de una diarrea. Aunque existen otros motivos que pueden desencadenar este malestar, lo primero que se debe hacer es cuidar la dieta.

La diarrea como mecanismo de defensa
Aunque la diarrea representa una situación inadecuada y molesta, es un método necesario que produce el organismo para eliminar lo que no le sirve y lo que le está enfermando. Sin está depuración necesaria, el organismo enferma en unas cuantas horas y se contamina. Sin embargo, a pesar de ser un mecanismo de defensa, si no se controla debidamente y se atiende a tiempo pasa a ser parte de la enfermedad y a generar una deshidratación que pueda causar la muerte.

Se considera diarrea cuando las defecaciones son constantes y de aspecto ligero, casi líquido. Una diarrea no debe durar más de 24 horas sin ser tratada. Es necesario que el afectado beba mucho líquido y coma alimentos que ayuden a mantenerlo hidratado.

Alimentos que ayudan a la recuperación

  • El paciente con diarrea debe llevar una dieta astringente, es decir, alimentos que ayuden a la regularización del intestino y a la cicatrización de la flora intestinal además de ingerir bebidas especiales que le proporcionen la cantidad de agua, glucosa y electrolitos que perdió el organismo durante la afectación. Afortunadamente, muchos alimentos comunes proporcionan esta ventaja.
  • Una de las dietas más comunes es consiste en tomar como desayuno una taza atole de arroz, sin leche, endulzada con azúcar o miel, gelatina, frutas cocidas y una rebanada de pan tostado, si lo prefiere. Por la tarde es recomendable, si se toleró el alimento de la mañana, algo un poco más solido y fácil de digerir, como puede ser un buen caldo de pollo o gallina, que proporcionará las vitaminas, proteínas y minerales necesarias para la recuperación. Esto puede ir acompañado de verduras cocidas como la papa, zanahoria, chayote y un poco de arroz.
  • El consumo de estos alimentos debe ser gradual, después de haber pasado un período de ayuno estricto de 6 horas por lo menos. No debe forzarse al intestino a trabajar demasiado, de modo que será la reacción del cuerpo quien dará la pauta para seguir o no la dieta indicada. Se recomienda, en cualquier caso, acudir al médico para su valoración.