La sensibilidad multicultural: cómo trabajarla en infantil

Ante el reto de la globalización la sensibildad multicultural se erige como un criterio transversal imprescindible en la educación infantil de las sociedades de hoy en día.

La educación multicultural se ha convertido, dentro de las esferas profesionales, en un tema permanente de debate y reflexión. Integrar la sensibilidad multicultural dentro de los programas docentes e insertarlo como eje para el trabajo de la competencia social y ciudadana es uno de los grandes retos a los que se enfrenta el sistema educativo para conseguir la convivencia intercultural.

La educación para fomentar la convivencia

El resurgimiento del racismo, la xenofobia y la intolerancia propiciados por factores de diversa índole genera inquietud y preocupación en las sociedades democráticas, puesto que amenazan de manera inevitable a los valores sobre los que estas se han construido. Una de las causas por las cuales se generan estas actitudes proviene del miedo infundado ante la posible amenaza que suponen ciertos colectivos; un miedo que se genera desde la ignorancia y el prejuicio.

 

 

El trabajo educativo puede ser entendido como un factor clave para conseguir la transformación social a través de la sensibilización multicultural de los más jóvenes integrantes de la sociedad. De esta manera, resulrta imprescindible la puesta en marcha de una política educativa encaminada a trabajar la tolerancia y el respeto al "otro".

Educación infantil
Suele decirse que el cerebro de un niño es como una esponja: absorbe todo lo que tiene a su alrededor. Los profesores de educación infantil que quieran educar en la sensibildad multicultural pueden llevar a cabo todo tipo de actividades. El trabajo del árbol genealógico, por ejemplo, es una buena actividad en la que los alumnos y alumnas pueden entender que el fenómeno migratorio no es algo actual.

 

 

Resulta interesante combinar esta actividad con alguna serie de cuenta cuentos del mundo en los que introducir valores como la convivencia y la solidaridad. Los relatos abiertos inventados por el propio docente le pueden ayudar a descubrir cuáles son las percepciones de los pequeños alumnos con respecto a la diferencia. Los maestros pueden recurrir a colecciones como "Somos diferentes pero sentimos lo mismo", de la Editorial Everest o "Cuentos del mundo" de la ONG Solidaridad Internacional.

Las ONG y la educación para el desarrollo
Para trabajar la sensibilidad multicultural, el profesor debe explicar teóricamente, con un lenguaje adaptado a la infancia, la diversidad del mundo y la necesidad que tienen muchas familias de emigrar a otros países para conseguir trabajo. En este punto, sería de gran ayuda muchos materiales que poseen las ONG.

 

Uno de los pilares de las ONG es la educación al desarrollo y la sensibilización. La multiculturalidad que define a la mayoría de los países actualmente procede o bien de la inestabilidad económica de otros países o de la inestabilidad política. Es decir, en esencia, la pobreza es la causa de que muchas familias decidan irse de su propio país a buscar una vida mejor. El profesor ha de hacer entender esto al niño para sensibilizarle con el resto de culturas.

 

Para ello, es de vital ayuda el trabajo de las ONG. A través de sus trabajos de sensibilización, las ONG organizan en cada ciudad exposiciones fotográficas y videoconferencias con niños de otras culturas en las que explican sus problemas. Es posible ponerse en contacto con estas entidades para utilizar todo el material que estas disponen para trabajar la tolerancia y el respeto a la diversidad con estudiantes de todas las edades.