Las mejores recetas con queso brie

El queso brie es un excelente ingrediente para poder realizar deliciosos platos. Cocinado con salado o dulce, nunca deja indiferente a ningún comensal.

El queso brie se elabora con leche cruda de vaca, por este motivo tiene una textura tan blanda y suave. Su origen es francés y es sin duda alguna uno de los quesos con mayor aceptación en la gastronomía, no sólo la francesa, también por el resto de Europa. Existen infinidad de platos que se pueden elaborar con este ingrediente.

Queso brie al horno con nueces

Los ingredientes para esta estupenda receta son: una tarrina de queso brie, un puñadito de nueces, orégano (al gusto) y un chorro de aceite. La manera de elaborarlo es la siguiente: se mete la totalidad del queso en un molde, se le ponen por encima las nueces, se espolvorea un poco de orégano y se le echa un chorrito de aceite. A continuación se mete en el horno el tiempo suficiente para que el queso se funda.

Al horno con vino blanco

En esta ocasión se requerirá una tarrina de queso brie y un vaso de vino blanco para cocinar. Se vacía un poco el centro del queso haciendo un agujero redondo, reservamos la parte que se retira. Se vierte sobre ese agujero el vaso de vino blanco y posteriormente se tapa con el trozo que se tenía reservado. A continuación se mete en el horno y se deja 10 minutos a fuego lento.

En ensalada

Para realizar la ensalada se necesitará una lechuga, dos tomates, una tarrina de queso brie, picatostes y pasas. Se coge un bol y se añade la lechuga cortada y lavada. A esta se le añaden también los tomates troceados de forma pequeña. Una vez tenemos esa combinación se coge una sartén y se fríe un poco el queso junto a las pasas. Finalmente se echan dentro del bol con los picatostes y se aliña.

Rebozado con pan rallado y nueces

Para esta última receta se necesitará una tarrina de queso brie, un huevo, pan rallado, nueces y aceite. Se corta el queso en triángulos, se pasa por el huevo pasa por el huevo y después se reboza con el pan rallado y las nueces trituradas. Una vez se tenga los trozos de queso rebozados, freirán durante uno o dos minutos.