Late-show: de Pepe Navarro a Buenafuente

El late-show es el formato de programa televisivo provocativo, probablemente por su horario de emisión, alrededor de la medianoche con contenidos de entretenimiento.

Al hablar de la historia de este tipo de programas en España, los nombres propios de Pepe Navarro, Javier Sardá y Andreu Buenafuente vienen inevitablemente a la mente con los late-show más vistos en la televisión de este país, y con formatos traídos directamente de la televisión nocturna americana.

Los comienzos

El late night show, programa al final de la noche, se emite después del llamado "prime time", o espacio de máxima audiencia en España, y consiste en un programa de entretenimiento muy dinámico, con amenas entrevistas, humor y alguna otra sección. El pionero en este formato fue el periodista Pepe Navarro, que tras años trabajando en televisión se embarcó en algo nuevo en España.

 

En 1993, Pepe Navarro comenzó en Telecinco el programa "Esta noche cruzamos el Mssissippi", primer late-show que se emitió en las televisiones españolas y con mucho éxito de audiencia a pesar de los horarios. En 1995 terminó este programa y Pepe Navarro nunca más volvió a tener un éxito semejante en la pantalla chica.

 

Este programa sirvió de trampolín a varios actores ahora reconocidos, como son Carlos Iglesias y Nuria González. Posteriormente, Pepe Navarro, en Antena 3, comenzó el late-show "La Sonrisa del Pelícano", que catapultó a actores en ese momento desconocidos como Florentino Fernández, con personajes como Krispin Klander y a Miki Nadal.

Hasta Buenafuente

En el año 2011, Buenafuente cerró por agotamiento y un descenso en la audiencia durante un tiempo su late-show, que fue el único que pudo desbancar al famoso "Crónicas Marcianas" de Javier Sardá en el año 2005, dejando un vacío en ese horario nocturno, pero prometiendo regresar con un nuevo proyecto para el 2012.

 

Sin duda, el programa más emblemático en esta franja, llegando a ser invencible por otros muchos late-show, fue el de Javier Sardá, un programa muy provocador y muy criticado, calificado de telebasura, pero, paradójicamente, con mucha audiencia, con personajes emblemáticos como Coto Matamoros, Mariano Mariano, Boris y Manel Fuentes, entre otros.