Lluvia de ideas: cómo elegir el mejor título para tu blog

El título para un blog es la tarjeta de presentación de la bitácora personal, por lo que debe crearse de forma clara y sin que haya lugar a equívocos ortográficos.

La creación de un blog es la opción de muchos internautas que tienen cosas útiles que aportar a la red o que, simplemente, desean ser escuchados. Se debe elegir con precaución el título para un blog ya que una mala elección puede reducir enormemente el número de visitas que se reciban y la posible rentabailidad que se le pueda sacar.

Título clave y comprensible

La regla de oro es que el título para un blog sea corto, ya que se dan casos en los que la extensión excesiva hace difícil que los buscadores accedan a la cuenta. Asimismo, si a una página especializada en cine se le pone el título de cinéfilos enganchados a la red es muy posible que el público al que va dirigido nunca llegue a verla.

 

La utilización de palabras muy complejas y confusas como verbigracia o efervescencia quizá son adecuadas para otro tipo de empresas, pero no para crear un blog. La claridad y concisión serán vitales pero también la sencillez ya que el vocabulario debe ser correcto pero accesible para diferentes niveles culturales.

Un toque poético y las referencias adecuadas

Del mismo modo que la publicidad y el marketing se encargan de elegir eslóganes pegadizos para sus campañas, un blog ha de vender el producto, conocimientos o consejos que ofrezca. Por tanto, el uso de frases populares adaptadas al tema en cuestión y, por poner un ejemplo, que una página de cine aluda a obras maestras de esta disciplina dará buenos resultados.

 

No existe un buen título para un blog sin el estudio previo adecuado. El trabajo anterior a la creación de un bitácora pasa por un proceso que consiste en consultar otras páginas de similar temática a la que se desea tratar. Esto se puede completar con la búsqueda de tutoriales en los que se incluyan servicios accesorios como un foro.

 

Ser consciente de lo que ya existe mediante una especie de estudio de mercado también será muy útil para evitar el temido fraude y plagio de los derechos de autor en el título de un blog, ya que esta práctica está actualmente penada y supone un borrón en la trayectoria de un blogger que pretende hacer un negocio a largo plazo.