Los beneficios de cocinar con aceite de oliva

El aceite de oliva se ha establecido como un importante aliado para el consumo, la salud y la belleza a través de la historia; ya en la antigua Grecia era considerado como un regalo de los dioses.

Lo beneficioso del aceite de oliva está en su capacidad de ayudar a la conservación del organismo y a la mejora de la calidad de vida. Utilizado como base alimenticia, refuerza nuestro organismo y evita el deterioro físico y orgánico debido a su composición de ácidos grasos y a sus fuertes sustancias antioxidantes. Las propiedades curativas y preventivas descubiertas en nuevas investigaciones siguen desvelando por qué es tan recomendable su consumo. 

Beneficios para la salud

  • El aceite de oliva es más sano y natural que cualquier otro aceite. Contiene ácidos grasos esenciales (que nuestro organismo no puede producir) que colaboran, entre otros, con el metabolismo y con la prevención de trastornos cardiovasculares. Además de ayudar a la asimilación de vitaminas como la A, D y K y de ser una gran fuente de vitamina E, el aceite de oliva es muy valorado por la cosmética por poseer propiedades que favorecen a la piel y al cuerpo.
  • El consumo del aceite de oliva ayuda al control de la presión arterial, es beneficioso para el hígado, ayuda a mejorar la relación “colesterol malo-bueno”, estimula es sistema circulatorio y colabora con la prevención de la ateroesclerosis.  
  • Su consumo ayuda a la longevidad, debido a que sus sustancias antioxidantes previenen la muerte celular, alargando la esperanza de vida de los mayores y contribuyendo a que muchas enfermedades no sean desarrolladas. Por otro lado, beneficia la absorción del calcio y estimula el crecimiento durante la infancia.

Nuevos descubrimientos, otras ventajas

  • Según evaluaciones médicas, el aceite de oliva contiene químicos naturales que poseen propiedades antiinflamatorias para el cuerpo. Por otro lado, nuevos estudios han revelado que el ácido oleico contenido en el aceite, tiene una gran incidencia en la regulación del apetito, produciendo sensación de saciedad.
  • El aceite de oliva también es un aliado para la belleza, su fuente de ácidos grasos esenciales ayuda a mantener la piel hidratada, manteniendo su estructura y consiguiendo una mayor firmeza y tonicidad. A su vez, las vitaminas A, D, K y E son poderosos antioxidantes que previenen el envejecimiento. 
  • El omega 3 contenido en el aceite de oliva, protege al organismo de la absorción de grasas saturadas que son perjudiciales para la salud, además de poseer propiedades que embellecen el cuerpo. Por otro lado, su alto contenido de caroteno previene enfermedades cutáneas degenerativas, y sirve de protector contra los rayos ultravioletas.