Los lugares más románticos para pedir matrimonio

Para pedir matrimonio es iimportante hacerlo en un lugar romántico que represente algo para tu pareja y para ti y que simbolice lo que siempre soñó.

A veces llega el momento en el que una persona siente que tiene que dar un paso más en la relación con su pareja. Este es el momento en el que le pide a su pareja que se casen. Para pedir matrimonio el lugar en el que se haga tiene una gran importancia y debe planearse con mimo y cuidado.

Lugares importantes para el novio o la novia

Hay que pensar en lugar al que nuestra pareja fuese cuando era pequeño, seguro que le hace mucha ilusión que el momento de pedir matrimonio se realice en el lugar donde cuando era niño soñaba con casarse. Investiguemos preguntándole a sus familiares o a sus amigos de la infancia.

Puede que sea un parque de atracciones, una parque, una casa de verano en la playa. En todos estos casos resulta muy romántico no decirle a nuestra pareja a dónde la vas a llevar y después darle una sorpresa. Se puede organizar antes de llegar algún tipo de adorno de la escena para que resulte más bonito.

Lugares que sean significativos para la pareja

Para pedir matrimonio también es muy romántico llevar a la pareja a un lugar que signifique algo para los dos. Puede ser el lugar donde la conocimos o quizás donde le dimos el primer beso. También puede ser un sitio donde fuimos de vacaciones.
En resumen, hay que pensar en un momento para nosotros que fuese muy especial e intentar hacer una especia de recreación en el mismo lugar donde sucedió. Cuando estemos allí, es bonito y romántico contarle desde nuestro punto de vista vuestra historia en ese sitio.

Restaurantes románticos para pedir matrimonio

Por último siempre se puede recurrir al típico restaurante romántico para pedir matrimonio. Las mujeres muchas veces sueñan con las cosas típicamente románticas de las películas por lo que no es una mala idea. Pensemos en un restaurante que sea bonito y refinado y al que nuestra pareja siempre haya querido ir. Resultan especialmente mágicos los restaurantes en jardines con luces indirectas y velas.

Para realizar la pedida puede decírsele al camarero que haga algo especial, eso también depende del carácter de nuestra pareja, si le gustan ese tipo de cosas o si es vergonzosa. En todo caso, siempre hay que tratar de agradarle.