Los mejores afrodisíacos para una cena romántica

En una cena romántica no pueden faltar los ingredientes afrodisíacos para despertar nuestros sentidos evocar al placer y conseguir la entrega total entre la pareja.

Durante siglos los seres humanos han tratado de despertar el erotismo de los sentidos a través de los alimentos, algunos de los cuales han demostrado tener poderes afrodisíacos que permiten conseguir un aumento de nuestro apetito sexual estimulando la vista, el olfato, el oido, el tacto y, sobre todo, el sentido del gusto.

Anfitriones de la noche

Existe un centenar de alimentos y bebidas considerados como afrodisíacos por las intensas sensaciones que nos provocan a los pocos minutos de haberlos ingerido; entre los más famosos por sus resultados casi instantáneos se encuentra el chocolate, reconocido como uno de los afrodisíacos preferidos alrededor del mundo con el que podremos hacer maravillas a la hora de crear lujuriosas formas para encender la pasión del ser amado en una noche especial.

 

El segundo lugar en preferencias lo ocupa la fresa, que además de servir como un juguete sexual activa las glándulas endocrinas y nuestro sistema nervioso; además de servir de acompañante al chocolate y de la famosa crema batida, logrando con ello desatar una explosión de placer. Una de las frutas preferidas para relajar los órganos sexuales femeninos es la frambuesa, logrando que la mujer se sienta mucho más cómoda durante el acto sexual.

Afrodisíacos ancestrales

En muchas culturas ancestrales los afrodisíacos obtienen un especial protagonismo durante una cena; en el caso de la India mezclar arroz silvestre con miel de abejas a partes iguales proporciona un aumento en la potencia sexual. Los ingleses por su parte, le atribuyen al arroz grandes cualidades afrodisíacas.

 

Los caracoles representan otra de las opciones que podremos tener en cuenta para servirlos en una cena íntima, ya que su efectividad en estos temas ha sido probada por nuestros ancestros romanos, mezclados con cebolla, ajo y perejil para luego saltearlos en aceite de oliva y terminarlos en un baño de vino tinto.

 

Y, por supuesto, no podemos dejar de mencionar los alimentos provenientes del mar, como son los camarones, bautizados como los reyes de todos los afrodisíacos por su elevado contenido en fósforo y yodo. Además de pescado, el salmón y las ostras que muy bien podrían complementar una agradable cena romántica.

 

Por último no debemos olvidar incluir en nuestra cena romántica los afrodisíacos por excelencia para cerrar la noche con broche de oro que son, una botella de champaña y la esencia de vainilla.