Los mejores bares para pasar la noche de San Isidro

Aguantar hasta el amanecer en España se ha convertido en una costumbre. Las juergas suelen terminar de esta forma y San Isidro en la ciudad del Oso y Madroño no se salva.

La capital de España se viste de gala para celebrar la fiesta de su patrón. Algunos madrileños se disfrazan y recorren las calles de la villa. Hay verbenas y se comen los famosos barquillos. El 15 de mayo es San Isidro y durante un par días los vecinos se quitan el estrés de vivir en la población más grande de España.

Origen y características

El motivo del evento proviene de la facilidad del santo por encontrar agua. Su historia se remonta hacia 1082 y se confirmó su importancia por su beatificación en el siglo XVII. Aunque ya antes se juntaba la gente a celebrar las fiestas en la pradera de San Isidro.

 

El evento tiene como principales alimentos y bebidas los torraos o garrapiñadas y la clara con limón o un vaso de vino. Aunque también hay una alta demanda de cocido madrileño, tortilla de patata y bocadillos o dulces como las manzanas de caramelo.

 

Los participantes se visten de chulapos que son los trajes clásicos y bailan el chotis. Una forma de danza introducida en Madrid en el siglo XIX que está extendida por todo el mundo, pero que en la urbe de San Isidro han sabido adaptarla y darle una forma propia.

Establecimientos para trasnochar

La festividad, hace que los locales nocturnos de ocio tengan una transformación que incrementa el número de clientes con respecto a días normales y que están dispuestos a disfrutar un rato y olvidarse de sus problemas.

 

Elegir el mejor sitio no es fácil, ya que hay muchos. Pueden ser algunos como Moncloa, Tribunal, Alonso Martínez, Bilbao, Quevedo, la Castellana, la Esquina del Bernabéu, la calle General Martínez Campos, Guzmán El Bueno u otros más. Todo depende de circunstancias, como los amigos o preferencias musicales.

 

Pero hay que decir que la Plaza Mayor tiene un encanto especial, porque en ella se representa la historia centenaria de la urbe. Es donde acuden más forasteros durante estas fiestas, debido a que les sirve como punto de referencia o partida para ir a otros sectores.