Los mejores destinos gays en Australia

Uno de los destinos gays por antonomasia es, sin duda, Australia, donde se encuentran algunos de los lugares más importantes del mundo para disfrutar de una ambiente homosexual.

A finales de los años 80 la homosexualidad dejó de ser ilegal en Australia gracias a los festivales organizados por la comunidad gay en una clara protesta por la falta de sus derechos y con el que se consiguió que este país se convirtiera en uno de los destinos gays preferidos por los turistas homosexuales.

Destinos gays en Australia

La revolucion gay que comenzó en el año 1978 se convirtió en un éxito que fue dando sus frutos hasta que, por fin, la homosexualidad dejó de ser perseguida en Australia en el año 1984 y que ha convertido a este país en uno de los tres destinos gays más apetecibles de visitar.

 

Considerada como una de las ciudades con la mente más abierta de todo el mundo, la capital de Australia, Sidney, cuenta con una gran diversidad cultural que ha conseguido con el tiempo, respetar todo tipo de ideologías en el tema sexual.

 

En Oxford Street, localizado en Sidney, se puede disfrutar de innumerables locales de ambiente gay, de la misma manera que en Melbourne, más concretamente en el barrio South Yarra, donde hay una gran concentración de pubs y discotecas abiertos hasta altas horas de la madrugada que reúnen cada noche a todo tipo de personas dispuestas a disfrutar abiertamente de su sexualidad.

Desfiles gays en Australia

Considerado como uno de los festivales más grandes del mundo gay, a finales del mes de febrero y principios de marzo, se celebra cada año el carnaval de Sidney Gay y el Lesbian Mardi Gras, donde se concentran los mejores Dj's del mundo a la vez que se puede disfrutar de maravillosas actuaciones durante toda la noche y donde tienen cabida todo tipo de disfraces así como las carrozas típicas de estas fiestas.

 

El Sleaze Ball es otra de las celebraciones para homosexuales que se disfrutan en Australia durante en el mes de octubre, concretamente el fin de semana del día del trabajador, y que tiene lugar en la ciudad de Sidney.

 

El día de la Bastilla o la celebración de año nuevo chino son otras de las muchas fiestas que ningún australiano deja de frecuentar para poder disfrutar de la vida nocturna de Australia y que la han convertido en uno de los destinos gays por excelencia.