Los mejores lugares para celebrar la fiesta de San Juan

La festividad de San Juan se puede vivir intensamente tanto en ciudades peninsulares como Oporto, Granada o Coruña como en otros países europeos o de América central y del sur.

La noche de San Juan es una de las jornadas más místicas y espirituales que celebran varios países en el mundo ya que, en la antigüedad, se celebraba el triunfo de la luz sobre la oscuridad, así como la llegada del verano. El fuego era símbolo de purificación y, aún hoy, se puede contemplar a decenas de miles de personas saltando las hogueras y después quemando papeles y diarios con el objeto de que sus deseos se cumplieran o que el pasado quedase atrás.

Lo más autóctono

Las fiestas de la Noche de San Juan se pueden vivir intensamente en todos los rincones de la península. Desde las hogueras acompañadas de leyendas de meigas y licor café de la ciudad de A Coruña, pasando por las fiestas de la población Lanjarón con su célebre carrera del agua hasta llegar a las fiestas de San Vicente de la Barquera en Cantabria, las más célebres dentro de la autonomía.

 

Asimismo, si se desea algo con sabor peninsular pero internacional, se puede optar por acudir a la ciudad de Oporto en la que la celebración de San Juan es uno de las citas ineludibles de la ciudad lusa. Especialmente, esta noche en la que reina el Dios Sol está dedicada a los enamorados y a las numerosas verbenas y sardinadas que se pueden disfrutar a lo largo de la urbe.

Una noche entre culturas

Si bien esta fiesta no se celebra en todos los países, lo cierto es que existe tradición en varios lugares del mundo. En Europa se puede disfrutar de esta noche en Noruega, conocida allí como Jonsok, Dinamarca, Finlandia, Suecia y Reino Unido, todos ellos lugares en los que el astro rey siempre es bienvenido debido a su clima nórdico.

 

Igualmente, los países latinoamericanos guardan una estrecha relación con las festividades de San Juan, rindiendo culto a la llegada del verano y, sobre todo, en los países de Venezuela, Paraguay, Chile, Bolivia, Perú y en Cuba, en donde se celebra un carnaval que tiñe las calles de La Habana de colorido y alegría.