Los mejores métodos para pedir disculpas

Una de las acciones más complicadas y difíciles es la de pedir disculpas. Para hacerlo bien, como primera medida, hay que ser humilde y sincero.

Es muy normal que en todas las relaciones se produzcan errores o equivocaciones que conlleven a crisis interpersonales que dificulten la convivencia en determinados ambientes. Lo más recomendado en estas ocasiones es pedir disculpas y al mismo tiempo, antes de querer ser perdonado, hay que perdonar las ofensas que se hayan recibido del otro y decidir olvidarlas para no guardar ninguna clase de rencores.

Los métodos más efectivos
Como primera instancia, nunca se debe pedir disculpas si en verdad no es de corazón, es decir, si no se siente un arrepentimiento verdadero es mejor no tomar esta iniciativa pues será muy notable ante la otra persona la falta de sinceridad. Lo mejor es sentarse con la otra persona y no intentar justificar los errores ni simplemente decir "lo siento", sino que hay que hacer un planteamiento honesto de la situación y reconocer todos los fallos expresando el gran afecto que se siente hacia la otra persona.

 

El mejor método para pedir disculpas es hacerse único responsable del error cometido, ya que esto evitará problemas a lo largo de la conversación. A continuación, hay que expresar una necesidad de cambiar y hacer un compromiso de no volver a cometer el error. Jamás se debe pedir disculpas de manera sarcástica, agresiva o con risa, ya que será muy poco creíble y completamente ineficaz. Los seres humanos se entienden dhablando y escuchándose mutuamente con respeto.

Recomendaciones importantes
Lo más importante en las situaciones en donde se debe pedir disculpas es que no se convierta en algo repetitivo, porque perderá validez y credibilidad con el tiempo. Si esto ya ha pasado varias veces, hay que plantearse la opción de conseguir ayuda profesional. Otra forma de lograr ser perdonado es acompañar las palabras con un lindo detalle que exprese todo el amor y afecto que se siente hacia la otra persona, este regalo debe representar algo que sea muy importante para quien ha sido ofendido.

 

Finalmente, al pedir disculpas se debe hacer con mucha humildad, esto implica reconocer que estuvo mal y que se necesita estar bien con esa persona para sentirse completo y pleno. Lo más aconsejado en estos casos es demostrar en verdad con hechos un arrepentimiento legítimo tomando la decisión de cambiar de corazón todos estos aspectos negativos que pueden llegar a afectar al otro.