Los mejores planes para disfrutar de las vacaciones de verano

Existen miles de ofertas de todo tipo para disfrutar de unas maravillosas vacaciones de verano, ya sea desplazándonos hasta los rincones más remotos o descubriendo los cautivadores lugares que tenemos a nuestro lado.

Con la llegada del buen tiempo y, por consiguiente, de las deseadas vacaciones de verano, las ofertas de ocio se multiplican, presentando un amplio abanico de oportunidades adaptadas a todo tipo de gustos e intereses, que conviene analizar previamente para elegir aquellas que más se acerquen a nuestras preferencias y, por descontado, a nuestras posibilidades y economía.

Grandes viajes
Si hemos sido previsores y disponemos de unos ahorros que podamos invertir en las vacaciones de verano, decantarnos por hacer un gran viaje es una de las mejores opciones para disfrutar de nuestro tiempo de ocio.

 

Dentro de los considerados grandes viajes, podemos encontrar ofertas muy variadas. Algunas ideas son hacer un safari por Kenia, viendo los animales en libertad y en su hábitat natural; evadirnos en una playa paradisíaca del Caribe o del Pacífico; o realizar una travesía a bordo de un crucero en el que podremos visitar diferentes destinos y lugares.

Las islas españolas
Si nuestro presupuesto no es muy elevado, por aún así somos amantes de las playas con aguas cristalinas y de arena fina, conviene saber que, en España, podremos encontrar eso y mucho más si escogemos pasar nuestras vacaciones de verano en una de sus islas, ya sean pertenecientes al archipiélago canario o al archipiélago balear.

 

Además de ahorrarnos tiempo y dinero en el viaje, ya que existen varias compañías de bajo coste que, a un módico precio, nos permitirán llegar al destino elegido; podremos disfrutar de unas maravillosas vacaciones sin preocuparnos del idioma ni de los requisitos necesarios que se tienen cumplir, como vacunarnos o solicitar un permiso especial, si optamos por desplazarnos a destinos más lejanos.

Viajes urbanos
Si lo que nos gusta es conocer diferentes lugares sin alejarnos de la vida urbana, podemos pasar nuestras vacaciones de verano en alguna de las muchas ciudades europeas, a las que podemos acceder económicamente a través de las compañías de bajo coste. Algunas ideas son viajar al romántico París, a la modernidad de Ámsterdam o, quizás, a la Praga más cultural. Si disponemos de más recursos, podemos optar por desplazarnos hasta el destino preferido por los urbanitas, Nueva York.

Escapadas de todo tipo
Si no tenemos la suerte de poder contar con unas vacaciones de verano muy largas, existen también muchas ofertas que satisfarán nuestro tiempo de ocio. Podemos encontrar escapadas culturales, gastronómicas, multiaventura o, incluso, de relax, en las que también elegiremos entre alojarnos en los nuevos hoteles de diseño o en aquellos más clásicos, como la red de paradores, llenos de historia y tradición.