Los mejores recuerdos para cumpleaños infantiles

Los recuerdos para cumpleaños infantiles más prácticos son los que se hacen manualmente, como por ejemplo, vasos de plástico con formas de animalitos rellenos de dulces.

Unos de los momentos más memorables para los niños son aquellas fiestas en donde pueden compartir su diversión con su familia, amigos y compañeros. Una excelente y muy económica idea para hacer recuerdos para cumpleaños infantiles es forrar pequeñas latas de metal con papel de colores que tengan dibujos de personajes infantiles famosos y en su tapa colocar un imán infantil. Este recipiente se puede rellenar de variados dulces y, una vez que se los hayan terminado, pueden usar el recipiente para poner lápices.

Los mejores recuerdos
Uno de los métodos más utilizados para hacer souvenirs es comprar muchos vasos desechables de plástico de diferentes colores. Luego, se compran ojos móviles redondos para los peluches y se pegan en los vasos, la nariz se puede hacer recortando una forma redonda o triangular dibujada en un papel de colores. Si de desea se pueden colocar barbas al vaso con la ayuda de algunas tiras de lana, inclusive se puede recortar unas orejas de tela de la forma que se quiera y se pegan a los lados del vaso.

 

A continuación se colocan en su interior chocolates, confeti y por último se cubren con alguna serpentina. También para hacer recuerdos para cumpleaños infantiles se usan tules de colores rellenos de almendras. Las cintas con las que se amarran estas bolsitas deben ser del mismo color del tul. Las galletas caseras con chips de chocolate son también una buena opción y simplemente hay que envolverlas en un papel celofán trasparente y atarlo con una cinta dorada.

Ideas prácticas
Para hacer unos buenos recuerdos para cumpleaños infantiles se puede comprar chocolate blanco y negro para derretir. Este se calienta y se coloca en unos moldes con palitos de figuras de personajes de Disney. Con la ayuda de pinturas para pastelería, se le hacen los apliques finales y luego se envuelven en papel celofán ajustados con cinta plateada. También las máscaras envueltas en bolsas de plástico trasparentes rellenas de dulces dejarán a los niños muy felices.

 

Finalmente, otra idea para diseñar recuerdos para cumpleaños infantiles son los collares hawaianos. PAra hacerlos es necesario comprar varias cajas de pitillos plásticos y se recortan pedazos de cinco centímetros. Aparte se toman cartulinas de colores y se recortan varias formas de flores con un agujero en el centro. A continuación se inserta en una tira de lana todos los pitillos cortados utilizando como separador una flor de cartón hasta completar un redondel que se pueda colgar en el cuello, se atan los extremos y ya esta listo.