Los mejores trucos para cuidar un cachorro

Antes de adoptar un perro como mascota hay saber como se debe cuidar a un cachorro para poder prodigarle las atenciones necesarias y disfrutar al máximo de su compañía.

Adoptar un cachorro es una decisión seria que debe ser analizada con cautela. Al cuidar a un cachorro nos encontramos con un ser cariñoso e inteligente que devuelve con lealtad y amistad sincera todo el esmero que el dueño pone en él. Sabemos que el perro es el mejor amigo del hombre, pero es importante que el hombre también lo sea para el animal.

Requisitos a tener en cuenta a la hora de adoptar

Si una persona está decidida a cuidar a un cachorro debe tener la prudencia de asegurarse que sea mayor de 40 días de vida. Un perro en edad más corta aun necesita el lazo con su madre y alimentarse de la leche materna para obtener los anticuerpos necesarios para la salud. También hay que analizar el lugar donde uno vive. Un perro necesita espacio y la raza del animal debe ser acorde al espacio que se tiene en el hogar.

 

Si se está decidido a cuidar a un cachorro, conviene llevarlo a la casa con las vacunas requeridas aplicadas. Lo más recomendable es que un veterinario le haga una revisión pertinente para ver el estado de sus dientes, y salud en general. También hay que tenerle preparado el lugar donde va a estar el animal, una casita para perros con camita, sus platos, peines, productos y comida.

Cuidados generales

Los pasos básicos para cuidar a un cachorro consisten, además de la aplicación reglamentaria de vacunas a través de un profesional veterinario, en realizarle un análisis de heces para ver si hace falta desparasitarlo. También hay que bañarlos con productos específicos para perros, teniendo mucha precaución de secarlos correctamente para evitarles problemas respiratorios.

 

En cuanto a la alimentación, hay que tener en cuenta varios factores. Uno de ellos es que hay que cuidar a un cachorro dándole de comer tres o cuatro veces por día, aunque con el paso del tiempo las raciones se vayan espaciando. La calidad de los alimentos es vital para garantizar el crecimiento correcto del animal. Es importante que coman alimentos para cachorros de calidad, porque muchas de las marcas contienen puro almidón y pocos nutrientes.

 

Además de los cuidados básicos de techo y alimentación, al cuidar a un cachorro se debe tener en cuenta que debe tener momentos recreativos. Hay que jugar con el animal, sacarlo de paseo y, por supuesto, mimarlo. Para evitar que rompa todas las cosas de la casa conviene comprarle ciertos juguetes para perros, especialmente todos los que sirvan para morder. Por último, conviene educarlos de chiquitos para evitar con el tiempo problemas mayores, aunque siempre con cariño y comprensión.