Los peligros de usar cloroformo para dormir los músculos

Por ningún motivo está permitido el uso del cloroformo para dormir o anestesiar los músculos, únicamente es usado como conservador y refrigerante.

En la antigüedad el uso del cloroformo para fines anestésicos era común, sin embargo, en la actualidad ésta comprobado que su uso es altamente tóxico para el ser humano. Usar cloroformo para dormir puede ser peligroso, hasta en las menores proporciones, por lo que es recomendable dejar su uso a personas expertas y para fines científicos.

Historia del Cloroformo

La historia de éste compuesto químico data del año de 1847 aproximadamente y, aunque se ha atribuido el descubrimiento a varios doctores y alquimistas de la época, el más reconocido en la historia ha sido el químico y farmacéutico Francés Eugéne Soubeiran, descubridor de la anestesia moderna.

El cloroformo, al igual que el éter, fueron por muchos años, los únicos anestésicos utilizados por la asociación médica de entonces, hasta que fueron sustituidos por la cocaína y en la actualidad por sustancias igualmente poderosas pero menos agresivas.

El papel del cloroformo en la actualidad

En la actualidad está estrictamente prohibido y restringido el uso del cloroformo para dormir o relajar los músculos debido a los altos índices de toxicidad que registra la sustancia y, aunque en algunos casos se escuche el rumor de ser utilizado para fines terapéuticos o de relajación, el uso y el abuso de éste producto está severamente sancionado.

Existen en el mercado una variedad infinita de sustancias de origen alopata , homeópata o naturales que ayudan a la relajación de músculos y sistema nervioso por lo que, no es necesario recurrir al uso del cloroformo para dormir, ni como remedio casero.

Se ha demostrado, desde hace mucho tiempo que, el cloroformo provoca afecciones serías en hígado y riñón además, es considerado un cacirnógeno humano. A pesar de haber tenido una amplia apertura para su uso en el siglo pasado, el cloroformo para dormir tiene alta peligrosidad y de consecuencias fatales, si es inhalado por un tiempo prolongado o utilizado en grandes dosis.

Aunque muchos medicamentos o remedios para éste fin se pueden obtener fácilmente, lo mejor es suministrarlos en dosis bajas, por períodos de tiempo corto y, si persisten las molestias, lo mejor será acudir al medico y utilizarlos bajo su prescripción.

El cloroformo para dormir o como anestésico se presenta en una concentración de entre 10000 y 15000 partes por millón, una vez superado el rango de entre 15000 y 18000 es fatal por paro respiratorio.

Hoy en día, ésta sustancia solo se utiliza como conservador de órganos o intermediario para síntesis orgánicanica, refrigerante y propelente y en la fabricación de tetrafluoroetileno y su polímero. Es necesario, tras la exposición o inhalación accidental de cloroformo, seguir el tratamiento específico de primeros auxilios recomendado.

Gane dinero de forma rápida y fácil con nosotros