Los Pirineos: las mejores rutas para hacer senderismo

El Pirineo es uno de los parajes naturales más bellos de la Penísnsula Ibérica, montañas, ríos, lagos y pueblos con encanto son un marco ideal para practicar senderismo.

Lagos, ríos, bosques y cascadas salpican los itinerarios más espectaculares de Los Pirineos. Disfrutar del senderismo en estos parajes es una actividad altamente gratificante que combina a la perfección el ejercicio físico y el ocio sostenible.

Lago de San Mauricio-Parque de Aigües Tortes: ruta Espot

Ruta clásica del Pirineo Central por su belleza y el carácter emblemático de los lugares que recorre. Es perfecta para gozar de una jornada de senderismo. La ruta tiene diversas variantes, según si se accede desde Espot o desde Boí. Accediendo desde Boí, el recorrido ofrece la oportunidad de practicar senderismo en un entorno absolutamente privilegiado.

 

La excursión tiene su punto de partida en el aparcamiento del Prat del Pierró. Desde allí, siguiendo las señalizaciones se asciende por el valle, dejando por el camino las vistas espectaculares de los siete lagos y la cima de los Encantats y se llega hasta el refugio de Amitges.

 

Cerca del lago de la Ratera se halla el Mirador, desde el que se contempla una panorámica que corta el aliento. El tiempo estimado del recorrido es de 3 horas y 15 minutos aproximadamente. La dificultad del intinerario es media-alta y el desnivel de 800 metros.

Parque de Ordesa y ruta del Monte perdido (Huesca)

Otra ruta clásica de los aficionados al senderismo, en este caso del Pirineo Aragonés, es la que recorre el Parque de Ordesa hasta el Monte perdido. El punto de partida es el aparcamiento de la Pradera (junto al restaurante).

 

Bordeando el río se asciende por pendientes suaves hasta el puente de Cotatuero y desde allí al magnífico mirador donde merece la pena reposar y contemplar la hermosa vista. Poco más adelante se encuentran las Cascadas de Arripa y la Cascada de la Cueva.

 

Siguiendo la pista se cruza un frondoso bosque y se accede a un suave sendero que conduce directamente al Monte Perdido. El tiempo estimado del recorrido es de 3 horas y 30 minutos aproximadamente. La dificultad del recorrido es media-alta y el desnivel de 500 metros. Para más información consulte la página web de Red de Parques Nacionales.