Los primeros síntomas de una intoxicación alimentaria

Como identificar los primeros síntomas de una intoxicación alimentaria: claves sugestivas de intoxicación

La intoxicación alimentaria es relativamente frecuente y se asocia tanto al consumo de productos frescos como enlatados. Si bien, ante cualquier dato de malestar general es importante acudir con un médico para una valoración existen datos que pueden sugerir la posibilidad de una intoxicación alimentaria.

El tiempo de consumo
Un dato que orienta hacia una intoxicación alimentaria es el tiempo que pasa entre el consumo del alimento contaminado y los síntomas. Depende del proceso digestivo del individuo, pero en general se observan entre 1 y 8 horas posterior a la ingestión del alimento.

Síntomas
Los síntomas pueden simular a los de una gastroenteritis infecciosa, por lo que siempre es importante descartar este padecimiento. Los síntomas más frecuentes son náusea, vómito, diarrea, malestar general, escalofrío y cuerpo cortado. Lo más común es que la persona comience con vómito y diarrea, intensa náusea y ataque al estado general. Puede presentarse fiebre también, aunque generalmente no es intensa y es autolimitada. Los vómitos varían en intensidad y frecuencia y la diarrea es liquida, con pujo y tenesmo aunque sin sangre o moco. Los síntomas se presentan a lo largo del cuadro que es autolimitado y cede una vez que se ha digerido el alimento que causó la intoxicación.

La duración
Una intoxicación alimentaria y autolimitada no requiere tratamiento, no siendo superior a las 24 horas de la ingesta del alimento que causó la intoxicación.

Medidas
Es importante, ante síntomas gastrointestinales, acudir al médico para descartar alguna infección que pudiera complicarse. Sin embargo, ante el diagnóstico de intoxicación alimentaria las medidas son generales: hidratación, dieta líquida y reposo. Se puede recurrir a agentes antieméticos y antiespasmódicos para los cólicos, pero es algo que es recomendable consultar con el personal de salud.

Prevención
Si bien en ocasiones no es posible prevenir una intoxicación por alimentos, una buena higiene es importante: lavar y desinfectar las frutas y verduras, cocinar bien los alimentos, observar la fecha de caducidad de enlatados y procurar adquirir productos frescos que han pasado por un control de calidad sanitario.