Lugares con encanto en Mongolia

Mongolia es un gran gigante desconocido en Asia, pero quien se decide a visitarlo queda prendado de sus parajes y estepas interminables y sus gentes amables.

Realmente Mongolia es uno de esos países por descubrir, un gran desconocido que espera paciente, guardando secretos ancestrales en sus fértiles y vastas tierras, a la espera del visitante que llegue a descubrirlas. Y es que en este país ubicado entre Asia Central y Asia Oriental es posible recorrer interminables estepas, montañas y desiertos.

Paseo por Ulán Bator

Su capital, Ulan Bator, alberga a un tercio de la población total del país, que en su mayoría practica la religión budista tibetana. En ella se pueden visitar, entre otros monumentos, un buda de oro de 25 metros de alto y varios monasterios como el de Gandantegtchilin, que permiten a los turistas una inmersión en la cultura y religión de los mongoles. Ulán Bator combina estos aspectos acenstrales y religiosos con un barrio central de estilo soviético por donde merece la pena dar un paseo.

 

Sin embargo, Mongolia es un país para visitantes con ganas de aventura y contacto con la naturaleza. Entre las actividades que los turistas pueden llevar a cabo están las travesías a caballo por sus interminables estepas o excursiones y trekking por sus solitarios parajes, donde todavía es posible entrar en contacto y conocer un poco más de una gran cantidad de personas nómadas que habitan estos lugares lejanos.

Uno de los desiertos más grandes del mundo

Un lugar para no perderse en Mongolia es el Desierto de Gobi uno de los más grandes del mundo, ubicado al sur del país en la frontera con China. En este apasionante lugar se han encontrado desde fósiles hasta los primeros huevos de dinosaurio, así como vestigios de culturas antiguas, e incluso escritos sobre el origen del hombre.

 

En Gobi existen nuemerosas alternativas, desde pasar la noche con pobladores nómadas y cenar un rico cordero preparado de forma tradicioanl, hasta travesías en caballo o camellos por las impresionantes dunas. Sin duda, Mongolia es un gran desconocido en las rutas turísticas, pero tiene las puertas abiertas para los visitantes que quieran adentrarse en la tierra del gran Gengis Khan.