Manual de ayuda para hacer amigos en un instituto nuevo

Tras un largo periodo en un mismo colegio, superar el inicio de curso en el instituto, hacer amigos e integrarse en el nuevo grupo, supone todo un reto para un adolescente en plena evolución.

La adolescencia es una etapa llena de cambios hormonales, físicos, emocionales; donde todo parece diferente, todo son nuevas experiencias, algunas buenas y otras no tanto. Tras una etapa de seguridad infantil en el colegio llega el momento de dejar sus seguros muros, a los amigos de siempre y empezar en un nuevo instituto y además hacer amigos en un grupo diferente.

No juzgues a los demás
Es fácil que el primer día de clase te empieces a formar un opinión de los compañeros que tienes. Pero cómo se suele decir: no juzgue un libro por las tapas, lo que viene a decir es que no debes cerrarte a la gente que te rodea a la primera de cambio, ni emitir juicios sobre personas que no te hayan dado un buena impresión en un principio. Muéstrate abierto a conocer a los demás y a hacer amigos antes de hacer juicios o formarte opiniones.

No temas dar tu opinión
Pasar desapercibido, quedarse fuera de problemas puede parecer una opción cómoda, pero si no tienes voz ni das tu opinión y solo te dejas llevar por las opiniones de los demás, la gente no buscará tu compañía, pasando a ser esa persona de la que la gente habla bien pero nadie se acuerda de hablar.

Defiende tu opiniones, hazte ver y llama la atención, haz ver a los demás que existes y gánate tu lugar dentro del grupo. Aunque es difícil agradar a todos no por ello hay que que callarse o dejarse llevar por los demás, simplemente muéstrate tal y como eres para que los demás te conozcan. De esta forma sabrás que aquellos que quieren estar contigo es porque te conocen y les gustas así.

Hacer amigos debe ser algo natural, no un trabajo forzado en el que hay que seguir un guión. Puede ayudar el pensar que a pesar de lo que los demás puedan aparentar, todos los alumnos en un instituto pasan por la misma inseguridad y los mismos miedos. 

No temas pedir ayuda
Hacer amigos es fácil para muchos pero muy difícil para otros. Ya sea por personalidad, por falta de confianza o por inseguridad, para muchas personas no es fácil mostrarse abiertamente a los demás ni hacerse más sociable. Por lo que no es mala idea pedir ayuda a amigos, por ejemplo, aparecer en fiestas del instituto con otros amigos te dará confianza para introducirte en un nuevo grupo. 

La ayuda también puede ser encontrada en padres, familia e incluso en el propio instituto, por lo que si existen problemas de relación con otros estudiantes, se debe hacer llegar a los oídos de los responsables del centro evitando así problemas mayores.