Manual para cancelar una cita al último momento

Cancelar una cita al último momento puede ser difícil y complicado. Superarlo con éxito es posible si conoces bien a la otra persona y sabes cómo barajar tus cartas

Tener una cita puede ser de lo más interesante y emocionante, pero cuando se trata de cancelarla en el último momento, se puede convertir en un asunto muy embarazoso. Llevarlo a cabo correctamente puede ser complejo, pero a veces necesario.

Afrontar la situación
Al cancelar una cita es importante saber qué y cómo comunicárselo a la otra parte. Hay que actuar con la máxima delicadeza si lo que queremos es no dañar el vínculo que existe entre ambos. Una voz firme y siempre mirando a los ojos, es una de las mejores herramientas para poder cancelar una cita con éxito.

Situarse por un momento en el lugar de la otra persona e intuir su reacción al conocer la noticia nos aportará más información para poder cancelar la cita de la mejor manera posible. Cada persona es única, por lo que hay que buscar la forma más idónea y adecuada para cancelar la cita sin dañar sus sentimientos.

Sin excusas y con sinceridad
Cancelar una cita con pretextos y excusas no es del todo acertado, ya que probablemente te proponga una nueva cita y te verás nuevamente envuelto en la misma tesitura. Ser sincero desde el principio es lo más recomendable si no quieres comenzar un juego en el que no quieres participar.

Cancelar una cita con valor diciendo lo que se siente y sin brusquedad dice mucho de uno mismo. Al cancelar una cita de forma limpia y sin ningún tipo de pretexto, demuestras seguridad y confianza. Te sentirás liberado y tu sinceridad será admirada por tu receptor. A largo plazo te lo agradecerá.

Una vez cancelada no cargues con la culpa
No debes de sentirte culpable por haber cancelado la cita en el último momento. Cambiar de opinión, equivocarse y actuar de forma improvisada es necesario para evolucionar y averiguar más sobre nosotros mismos. Una vez cancelada, no te obsesiones con el tema, intenta distraerte, sal con amigos, sonríe y deja los días pasar. Verás como poco a poco todo vuelve a la normalidad.

La vida está llena de opciones que debemos saber elegir. Construir nuestro camino siendo honestos con nosotros y con quiénes se van cruzando por él, es uno de los valores más importantes del ser humano. Cancelar una cita no tiene por qué ser un fracaso, nos ofrece la opción de poder elegir a las personas con las que queremos compartir nuestros días.