Manual para construir una barandilla: qué tener en cuenta.

Dada la importancia de este elemento para la seguridad en una casa, antes de iniciar su edificación es imprescindible tener en cuenta una serie de reglas para construir una barandilla.

Una barandilla para una escalera no es solo un elemento decorativo, también es un elemento de seguridad, por lo que a la hora de elegir los materiales o plantear su trazado es necesario conocer los elementos de la misma. También es necesario seguir una serie de reglas para construir una barandilla.

Barandillas y pasamanos

  • Elegir los materiales es una de las primeras reglas para construir una barandilla. Principalmente las barandillas se componen de dos partes, los barrotes verticales o balaustres y el pasamanos.
  • Los materiales para construirlas pueden ser muy diversos, pero se pueden clasificar en dos tipos según sea la escalera sobre la que las vamos a colocar: materiales para exterior y para interior.
  • Para el exterior es necesario elegir un material que sea resistente a la intemperie, de forma que las barandillas de hierro o forja, que a nivel decorativo son óptimas, se colocarán sabiendo que requieren un mantenimiento básico consistente en un lijado y pintado cada vez que se vean deterioradas.
  • En barandillas de interior podremos encontrar materiales como la madera, hierro, forja o acero inoxidable. La altura recomendada de las barandillas es entre ochenta y cien centímetros.
  • Los pasamanos deben ser de tal grosor que se abracen con el puño y los dedos de la mano puedan llegar a tocarse con el pulgar, de forma que garanticen una sujeción firme cuando se hace uso de ellos.

 

Colocación de la barandilla

  • Continuando con las reglas para construir una barandilla, para colocarla lo primero que debemos hacer es anclar los balaustres a la escalera, y para ello es habitual hacerlo sobre un listón llamado zanca, que está unido con tacos y tornillos a la escalera.
  • Si los balaustres son de madera se unirán a la zanca mediante espigas encoladas, que son pequeños cilindros estriados que se introducen en agujeros hechos previamente en las piezas a unir. Así mismo se hará entre los balaustres y el pasamanos. Se colocará un balaustre por escalón, siendo la separación estándar de quince centímetros, pero teniendo en cuenta que no debe caber la cabeza de un niño pequeño.
  • Como se puede ver, en conjunto es un trabajo bastante dificultoso, por lo que muchas veces será recomendable dejarlo en manos de un profesional.