Manual para estresados: cómo calmar los nervios

Con el ritmo que llevamos hoy en día puede resultar difícil calmar los nervios en situaciones complicadas, pero tan sólo hay que tener en cuenta algunas pautas sencillas.

El trabajo, los niños, la casa... Estos factores nos mantienen estresados todo el día y parte del fin de semana. Incluso cuando tenemos vacaciones algunos no conseguimos desconectar del todo y nos llevamos los problemas a la playa o a la montaña, con lo cual nos resulta casi imposible calmar los nervios. A lo largo de nuestra vida se pueden dar ocasiones estresantes y caóticas que hacen que los nervios se disparen y nuestras emociones se apoderen de nosotros. Pero esto se puede controlar siguiendo unas pautas muy sencillas.

El poder de la mente es mayor de lo que imaginamos

  • El cerebro cuenta con un papel fundamental a la hora de calmar los nervios y superar situaciones de estrés. Controlar nuestra mente y no dejar que los sentimientos se apoderen de nosotros es fundamental para mantener una vida sana y feliz. Para conseguirlo es recomendable respirar profundamente y expulsar el aire lentamente. Con esto conseguiremos mantener oxigenado el cerebro y la concentración en la respiración hace que nuestra imaginación y sentimientos no vuelen de forma disparada.
  • En ocasiones nos damos cuenta después de una situación estresante que en realidad no era para tanto y que nos hemos estado preocupando de más. Por ello, imagina una situación parecida y visualízala en tu mente. Con ello seremos conscientes de que después de la tormenta llega la calma y que no vale de nada preocuparse en demasía. Veremos cómo conseguimos calmar los nervios en pocos segundos. Por último, otra opción recomendable es mantener una charla con nosotros mismos en la que nos automotivemos utilizando palabras de aliento y motivación. Estas charlas tienen un efecto positivo en nuestra mente y nuestro estado de ánimo.

Plantas naturales como apoyo en la relajación

  • También podemos ayudarnos a calmar los nervios tomando plantas naturales que venden normalmente en herbolarios y que no son para nada perjudiciales para nuestro organismo. Los expertos recomiendan tomarlas sobre todo por la noche para dormir y conseguir un mejor descanso para afrontar el nuevo día con energía.
  • Las plantas más utilizadas hoy en día son valeriana, borraja, albahaca, rosa silvestre, flor de la pasión (muy recomendada en problemas de alteración del sueño), melisa, madreselva, tila y amapola. Todas estas plantas podemos ingerirlas en infusiones, no más de dos o tres al día, y algunas de ellas también las comercializan en forma de cápsulas. Si su sabor no nos resulta agradable podemos endulzarlas con un poco de miel.
Gane dinero de forma rápida y fácil con nosotros