Manual para hacer uno mismo mascarilla para el pelo

No hace falta ir a la peluquería, hacer uno mismo mascarilla para el pelo con los productos de la cesta de la compra es posible.

Tras exposición al sol, la polución, el estrés e incluso a los químicos que aplicamos a nuestro cabello, éste acaba dañándose. Por tanto, intentando hacer uso de la socorrida naturaleza que siempre nos regala sus productos mas ricos, puede uno mismo hacer una mascarilla para el pelo.

Estudio del cabello
Antes de empezar cualquier tratamiento, hay que conocer el tipo de cabello y detectar qué cuidado especifico necesita. Ya sea graso, seco, castigado o frágil, es fácil encontrar el tratamiento y el producto más adecuado para hacer uno mismo mascarilla para el pelo.

Los ingredientes
Recurriendo a productos naturales que incluimos en la cesta de la compra cada semana se puede hacer uno mismo mascarilla para el pelo seco, mezclaremos una cucharada de aguacate molido, una de de aceite de oliva, una de miel y un poco de agua si es necesario. Después, tras dejarla reposar unos minutos, se aplicará después del champú y se dejara actuar durante cinco minutos para mayor efecto. 

Si se quiere obtener una para el pelo graso: se debe mezclar una taza de aceite de oliva y unas hojas de romero, tomillo y salvia. Se embotella y se deja macerar durante dos semanas. Utilizar después del champú y aclarar con abundante agua caliente. 

Para cabellos dañados o castigados se puede utilizar aceite de avellana especialmente en las puntas, o si se prefiere elaborar una mascarilla, solo hay que mezclar un yogur natural con pulpa de pepino. Se utiliza después del champú y se deja actuar durante 20 minutos.

Hacer uno mismo mascarilla para el pelo es una buena alternativa a los productos químicos de las tiendas, ya que son más baratos, naturales y más específicos, por lo tanto, más efectivos.

Estilo de vida
El pelo dice mucho de una persona: el peinado, el color, el corte, todos esos pequeños detalles que acentúan la personalidad; por eso su cuidado es uno de los principales objetos de cuidado estético. 

Siempre es recomendable mantener regularmente un cuidado apropiado del cabello. Protegerlo del sol con productos específicos, limitar las lacas o espumas del pelo, confiar el la benevolencia del aire fresco para secar el cabello en lugar del secador, cortarlo regularmente para sanear las puntas, y, por supuesto, mantener una dieta sana y equilibrada rica en vitaminas que nutran el cabello desde el interior.