Maquillaje de mariquita: ideas para un disfraz de coleóptero

El maquillaje de mariquita en negro y rojo es, en el caso de este disfraz, indispensable para obtener un resultado lo más parecido al coleóptero real.

Los disfraces son divertidos y creativos, y en el caso del maquillaje de mariquita hay muchas posibilidades de creación y variantes de accesorios, manteniendo siempre la esencia de un coleóptero y sin dejar de lado la comodidad de quien lo use, para poder disfrutar de la fiesta a gusto.

Cómo preparar el disfraz
La creación del disfraz debe ser planificado con anterioridad para evitar que a último momento se sobrecargue con elementos que le hagan perder la armonía o buen gusto.
Podemos realizarlo en forma realista, humorística, sencilla o más perfeccionista, teniendo en cuenta la edad del niño y el evento al que asistirá con el disfraz, para evitarle incomodidades.

Los colores tradicionales para el maquillaje de mariquita son el rojo y negro, con algún detalle de lunares en contraste entre ambos colores. Los elementos que ayudan a caracterizar a los coleópteros son: patitas, antenas, alas, y en este caso, los ya mencionados lunares rojos y negros.

Ideas para crear el disfraz
Lo más vistoso del maquillaje de mariquita debe ser el torso y la cara. Para el torso podemos usar un buzo negro o rojo al que le podemos aplicar lunares de forma que contrasten, si hiciera calor o se tratara de una niña también se podrá usar una maya o blusa ajustada.

En la parte de atrás deben ir las alitas, que pueden ser sencillas en forma de capa cayendo por la espalda, o también es posible darle más volumen rellenándolas con guata. Para esto se recortarán dos semicírculos dobles y se rellenarán, uníendolos en el extremo superior. Estas también tendrán el diseño de lunares.

Para la cabeza, no deben faltar las antenas negras con dos bolitas en las puntas, que se pueden aplicar a una diadema. El maquillaje de mariquita más realista podría incluir unos ojos negros grandes ya sea en antifaz o pintados directamente y una pequeña nariz negra. Podemos también usar sombras rojas para iluminar la cara, así como una base clara que resalte todos los rasgos hechos con negro.

El resto del cuerpo puede completarse de la siguiente forma: medias enteras negras o rojas (también las hay rayadas en los dos colores), en el caso de las niñas una pollerita o tu-tu pequeño y en los varones un pantalón corto. Como accesorios podemos agregar guantes, collares, moños o caravanas, entre otros.

Lo importante es que todo se ajuste a la altura, edad y gustos del niño o niña y que además de ser armonioso, sea cómodo para que estos puedan jugar y divertirse con el sin problemas.