Mecanismos legales para denunciar una negligencia médica

Ante una negligencia médica se ha de interponer una reclamación y abrir un proceso legal por vía civil o penal.

Por ley todos los pacientes, tanto de centros públicos como privados, tienen derecho a presentar una reclamación e incluso denunciar una negligencia médica. Existen distintas fórmulas y pasos para interponer la denuncia, abogados especializados y asociaciones en defensa del paciente.

Asesorarse y reclamar

  • Existen dos vías para asesorarse ante una negligencia médica: las distintas asociaciones de defensa del paciente y los abogados especializados. Las asociaciones a su vez tienen una guía de abogados adheridos para hacer un seguimiento de todo el proceso jurídico y administrativo de sus asociados durante el proceso legal.
  • Ante una posible negligencia médica el afectado debe abrir un proceso de reclamación en el Colegio de Médicos de la provincia que le corresponda y solicitar la apertura de un expediente disciplinario contra el médico. En caso de tratarse de una negligencia en un centro privado lo primero es mandar una queja escrita al responsable legal del centro y al médico. Si no existe acuerdo, el afectado puede denunciar una negligencia médica o interpelar a los servicios de la comunidad autónoma correspondiente.
  • En todo caso, el demandante debe saber antes de empezar con el proceso legal que en cualquier momento del procedimiento podrá reclamar al propio juez en el Consejo General del Poder Judicial por imparcialidad o sentencia desfavorable a través de un recurso de apelación o casación, según el caso.

Exigir responsabilidades

  • Con la reclamación del Colegio de Médicos provincial se puede optar a la denuncia judicial. Existen tres vías para denunciar una negligencia médica: la civil, la penal y el contencioso administrativo. En caso de fallecimiento o lesiones graves por negligencia médica la vía adecuada para recurrir es la penal. A través de ella se puede lograr la inhabilitación profesional del médico negligente e incluso una pena de cárcel.
  • Para negligencias menores la mejor opción es la vía civil por su eficacia. A través de ella se opta a una indemnización tras denunciar una negligencia médica que será exclusivamente pecunaria. En caso de salir absuelto el médico será el demandante quién se haga cargo de las tasas y los gastos del proceso judicial por denunciar la negligencia médica.
  • Por último queda la opción contencioso-administrativa, que sirve para los casos de negligencias en hospitales públicos. Esta vía es exclusivamente para la responsabilidad de la Administración, por lo que exige el uso de un procurador.
  • De todas ellas la vía penal es el procedimiento legal más efectivo y económico para formalizar y llevar a cabo un juicio por negligencia. Sin embargo, para otros errores médicos sólo están disponibles las vías civil y contencioso-administrativa.
Gane dinero de forma rápida y fácil con nosotros