Metaleros: características y estilo de vida

Dentro de las llamadas tribus urbanas nos encontramos con los metaleros, gentes que, no solo escuchan Heavy Metal, sino que llevan todo un estilo de vida acorde con este estilo musical.

El Heavy metal empezó a gestarse en los años 70 con bandas como Deep Purple, Led Zeppelin y Black Shabbath, aunque fue en los años 80 cuando este estilo tomo forma con la llamada, Nueva Ola del Heavy Metal Británico, con grupos metaleros como Iron Maiden y Judas Priest, que marcaron la diferencia entre la música de los 70 y la de los 80.

La música

Dentro de la música metal, hay diferentes estilos que van desde el más suave y comercial, como el Hard Rock, hasta el más fuerte y duro, llamado Death o Speed Metal. Bandas cómo Bon Jovi o Metallica son de estilos diferentes pero englobados dentro del estilo que gusta a los metaleros. Otros estilos son, Gothic Metal, Power Metal, VIckin Metal o Black Metal.

 

Los metaleros más extremos no consideran a todas los grupos dentro del estilo del metal, son mucho más exigentes a la hora de calificar a una banda dentro del Heavy Metal, y no les gustan los cambios dentro de este estilo, aunque pueda parecer repetitivo.

 

Dentro del Metal, hay bandas punteras como cómo Blind Guardian, Helloween, Rhapsody of Fire o Manowar que son más fieles al estilo tradicional, y, a partir del 2000, aparecen nuevas bandas de Nu Metal, con mucho éxito comercial cómo, Linkin Park o Korn. Las más representativas, aparte de las ya nombradas, son grupos como AC/DC, Megadeth y Ozzy.

Ropa y estilo de vida

Los metaleros son fáciles de reconocer por sus cabellos largos, sus ropas negras, generalmente con camisetas de sus grupos favoritos, donde no suelen faltar en el estampado, algún monstruo o dragón, con pantalones ajustados y de calzado unos tenis. Pero lo más importante para ellos es la música, haciendo de ella todo un estilo de vida.

 

El amante del Metal siempre está pendiente del próximo concierto para poder asistir, y hacer lo más importante para ellos en sus vidas. Los metaleros defienden su música con fiereza y, además, la viven con mucha intensidad, son rebeldes y gustan de compartir unas cervezas escuchando a sus grupos favoritos.