Métodos eficaces para curar las migrañas y aliviar el dolor

Existen diversas terapias y remedios naturales y farmacológicos que ayudan a curar las migrañas o los síntomas de aquellos que las padecen. Para controlarlas, conocer sus síntomas y desencadenantes resulta clave.

La migraña es un tipo de dolor de cabeza intenso que causa episodios de dolor agudos a quien la padece, llegando incluso a incapacitar a la persona para realizar sus actividades diarias. Existen diversos tipos de migraña, como la unilateral, localizada en un lado de la cabeza, o la migraña con aura, acompañada de alteraciones visuales. Lamentablemente, curar las migrañas para siempre no es posible hoy en día, pero existen remedios que pueden aliviar las crisis.

Curar las migrañas y aliviar el dolor

  • La mayoría de pacientes que sufren migraña se vuelven sensibles a la luz durante las crisis de dolor. Relajarse en una habitación silenciosa y oscura ayuda a mitigar el dolor punzante. Es recomendable también masajear la zona del cuello, la nuca y las sienes para aliviar el dolor producido por la presión sanguínea.
  • Una bolsa de hielo cubierta con una toalla es un excelente remedio para ralentizar el flujo de sangre y disminuir la presión en la cabeza. Para obtener el alivio deseado es necesario aplicar el frío a intervalos en la base y parte posterior del cráneo.
  • Existen diversos fármacos que se han demostrado muy eficaces para curar las migrañas (sus síntomas). Los más usados son los analgésicos y antiinflamatorios (paracetamol, ibuprofeno, naproxeno), o los triptanes (específicos para tratar la migraña).
  • Antes de tomar cualquier tipo de fármaco, se debe acudir al médico para recibir asesoramiento profesional y un diagnóstico que descarte otras causas o patologías más graves. Remedios naturales como la tila o la melisa poseen propiedades relajantes que ayudan a mejorar los síntomas.

Prevenir la aparición de migrañas

  • Puesto que no existe ningún remedio capaz de curar las migrañas totalmente, hay algunos factores a tener en cuenta para prevenirla. La falta de sueño es, a menudo, uno de los desencadenantes de crisis de migraña. Dormir poco y a deshora o las situaciones de estrés o angustia contribuyen a aumentar las posibilidades de padecer dichas crisis.
  • Se ha demostrados que algunos alimentos como el chocolate, los quesos curados o las carnes rojas contribuyen a desarrollar episodios de dolor de cabeza. El alcohol y el tabaco, así como el abuso de sustancias excitantes como el té o café son igualmente nocivas para los pacientes con migraña. Es muy importante saber identificar cuando acostumbra a aparecer el dolor de cabeza, facilitando así el conocimiento de la enfermedad y el manejo de sus síntomas.