Métodos para educar a un cachorro

Una de las cosas más hermosas que pueden experimentar los seres humanos es el hecho de educar a un cachorro, aunque es una tarea que necesita de mucha dedicación.

La llegada de estos pequeños amigos a la casa generalmente desata mucha emoción, alegría y ternura. No hay nada más lindo en el mundo como comenzar a ver sus primeros pasos y travesuras. Aunque educar a un cachorro no es una tarea fácil, tampoco es muy complicada, ya que ellos son muy perceptivos y logran entender con facilidad la autoridad de sus dueños, es por esto que es muy importante hacerles saber, sin nada de violencia, quién es el que manda.

Métodos efectivos

  • Es muy importante tener en cuenta que es normal que durante los primeros días un cachorro llore mucho, esto es debido a que extrañan a su madre y hermanos. Es por esta razón que si se quiere empezar a educar de manera correcta a estos animalitos nunca hay que gritarlos o golpearlos, ya que si esto sucede siempre serán animales rebeldes y desobedientes. Educar a un cachorro requiere de mucho cuidado, tiempo, amor y, sobre todo, confianza, ya que un canino nunca obedecerá en quien no confíe.
  • En estos casos hay que comenzar asignándoles el lugar en donde van a poder estar la mayor parte del tiempo y no acostumbrarlos a estar sobre los muebles o camas. Para esto no hay que alzarlos mientras se esta acostado o sentado porque ellos verán como normal estar en esos lugares constantemente. También hay que cortar de raíz costumbres propias de los cachorros, como morder, rasguñar, atacar y ladrar, pero hay que insistir que castigarlos no es la solución. 

Pasos a seguir

  • Es importante para educar a un cachorro comprarle juguetes que les ayuden a desarrollar su dentadura y así no muerdan otra cosa, ya que para ellos es vital hacerlo porque el cambio de dientes es un proceso doloroso. En cuanto a los ladridos y rasguños, cada vez que se encuentre a la mascota en estas acciones hay que decirles firmemente que no deben hacerlo y en el momento que ellos obedezcan hay que darles una golosina, de esta manera sicológicamente ellos relacionarán el portarse bien con un premio. 
  • Para terminar de educar a un cachorro hay que darles un nombre corto que puedan reconocer fácilmente y que sea la persona que va a estar encargado de él quien comience este proceso de entrenamiento. Además, hay que ser disciplinado en el horario de sus comidas para que ellos comiencen a adquirir buenos hábitos. Para que el cachorro haga sus necesidades fuera de casa es fundamental hacer rutinas diarias de paseo y con eso será más que suficiente.