Métodos para trabajar desde casa cuando se tienen hijos

Trabajar desde casa permite a los padres trabajadores compartir más tiempo con la familia sin dejar de percibir buenos ingresos.

Cuando se amplía la familia, los padres buscan la manera de estar menos horas en la oficina y más tiempo en casa con los hijos. En esos casos trabajar desde casa se vuelve un gran anhelo. Actualmente, hay varias formas de tener ingresos, pero para que la dinámica hogar-trabajo funcione, se deben respetar ciertos métodos.

Tipos de empleo

  • A la hora de pensar en trabajar desde casa, es importante definir el tipo de empleo que se pretende y los requisitos para desarrollarlo. Una persona que va a recibir clientes, requiere de un espacio geográfico adecuado, una decoración acorde y el establecimiento de horarios que impida la mezcla de las actividades familiares con las laborales.
  • Por otro lado, una persona que va a trabajar desde casa a través de Internet, sea escribiendo, haciendo encuestas, manejando dominios, dictando cursos online, entre otros; no necesita invertir en decoración, pero requiere de extrema disciplina para percibir ingresos reales y sustanciosos. El preparado de viandas para oficinistas, el cuidado de niños o la confección de ropa, son otras alternativas que no necesitan grandes inversiones.

Cómo hacer para que funcione

  • Antes de tomar la decisión empresarial, se debe analizar cuánto se desea ganar, si los resultados de trabajar desde casa van a significar una entrada de apoyo o va a ser el principal sustento de la familia. Si la persona ya está trabajando, conviene antes de renunciar, captar clientes y combinar ambos trabajos, con el fin de no precipitarse y adentrarse en la dinámica.
  • Aunque el motivo principal de trabajar desde casa sea por los hijos, hay que entender que el tiempo laboral requiere cierto grado de concentración. Es importante contar con alguien que ayude en la casa, o que la hora del trabajo coincida con la escuela de los niños o momentos en que tienen otras actividades.
  • Si la oficina se monta en la casa, hay que mantener un ambiente de profesionalidad. Si van clientes, no pueden estar los juguetes esparcidos y se requiere de un espacio relativamente tranquilo y silencioso. Hay que enseñarles a los hijos a no interrumpir cuando se está trabajando.
  • Por último, trabajar desde casa requiere más voluntad y responsabilidad que cuando se tiene un jefe. Al no contar con un sueldo regular, los frutos serán directamente proporcionales al desempeño y dedicación. Si uno no tiene la disciplina para producir sin que nadie lo presione, será difícil que el negocio prospere. Pero si se trata de una persona con autonomía e iniciativa, tiene muchos puntos a favor.