Mil opciones para lucir un foulard

El foulard tiene muchas formas de llevar, tanto si se utiliza para abrigar, adornar un estilo veraniego, combinado con pantalones y faldas o incluso en el pelo.

El foulard es una prenda unisex. La utilizan tanto hombres como mujeres y es la alternativa a la bufanda cuando el frío es soportable. Aún así, dependiendo del tipo de tela del que esté hecho se puede hacer de él una prenda de invierno o incluso de verano. Las combinaciones son infinitas y el modo de llevarlo también.

Tipos de foulard

Hay diversos tipos de foulard, tanto en tejido como en forma. Los más comunes suelen ser de lino, por su suavidad y docilidad a la hora de manejar y poder llevarlos en cualquier temporada del año. Son adecuados para las bajas temperaturas moderadas y para el verano si se lleva de manera informal.

Luego están los de algodón, estos son más gruesos y van geniales a la hora de combinar con abrigos cuando hace frío. El corte del foulard puede variar, genéricamente los más populares son tipo bufanda, en forma de rectángulo estrecho y largo, ideales para envolverlo en el cuello con varias vueltas. Pero en la actualidad también se encuentran los de forma redonda que quedan sin cabos sueltos.

Formas de lucirlos

El foulard tiene muchas maneras de llevar, la más común y válido tanto para hombres como para mujeres es darle varias vueltas alrededor del cuello dejando los dos cabos sueltos.
Otra opción es tomar los cabos si el foulard es suficientemente largo y hacer un nudo para esconderlos.

 

Pero no siempre se trata de llevar esta prenda en el cuello, también se puede combinar con la ropa de otras formas más originales, así es posible usarlo como cinturón, metiendolo en las liguillas del pantalón o falda o sobre las caderas y anudado a un lado.

 

También resulta un bonito detalle cuando se usa en forma de turbante. Para las personas que tienen el cabello rizado y con mucho volumen les supone una fantástica opción, ya que les confiere un cierto aire étnico muy original. Son muchas las maneras de combinar y lucir una prenda sencilla y cómoda a la que con un poco de imaginación se le saca mucho partido.