Mods y rockers: estilos de vida diferentes

En la conservadora Inglaterra de los años sesenta, los movimientos enfrentados de Mods y Rockers surgen para impactar con sus excéntricas y distintas formas de ser.

En el transcurso del siglo veinte, y sobre todo durante su segunda mitad, la música y la moda fueron determinantes de los estilos de vida que muchísimos jóvenes adquirieron. Fue así que hacia el final de la década de los cincuenta y principios de la de los sesenta, se crearon fundamentalmente en Inglaterra dos movimientos culturales tan famosos como opuestos. Se trata de los Mods y Rockers, quienes a pesar de tener en común su contemporaneidad, se veían enfrentados de manera conflictiva por sus grandes diferencias.

Contrastes característicos

Como el nombre de los Mods lo expresa, este grupo de chicos llevaba un estilo de vida basado en el modernismo inglés de los años sesenta. De esta manera, solían escuchar a las bandas británicas emergentes de la época, como lo fueron The Who y The Kinks, entre otras. Los Rockers, por otro lado, preferían los estilos musicales norteamericanos de los cincuenta, por lo que normalmente se caracterizaban por tener a las canciones de Elvis a todo volumen en sus radios.

 

Sin embargo, la diferencia más marcada entre estos grupos de jóvenes radicaba en sus aspectos. Los primeros eran chicos cuidados, bien peinados, cuyo atuendo normalmente era conformado por un traje y zapatos negros bien lustrados. Los otros, sin embargo, se destacaban por su desaliño, sus chaquetas de cuero y sus zapatillas rotas.

 

Por otro lado, los Mods y Rockers eran usualmente vistos en motocicletas. Sin embargo, las de los niños modernos solían ser brillantes Scooters repletas de espejos retrovisores, mientras que las de los roqueros eran normalmente las grotescas motos de carretera.

Actitudes

A pesar de que ambos Mods y Rockers tenían entre sus hábitos el salir por las noches, sobrellevaban las situaciones de manera diferentes. Los primeros buscaban ser siempre sofisticados, y su forma de discutir consistía fundamentalmente en apelar a su característica arrogancia y violencia verbal. Aunque en algunos casos, utilizaban navajas para intimidar a sus contrincantes.

 

Los otros, directamente apelaban a la violencia física para manifestar su disconformidad con los estilos de vida de otras tribus urbanas. De esta manera, sin ofrecer oportunidad de discutir a través de las palabras organizaban peleas para enfrentarse a sus oponentes.