Nombres de piratas para utilizar en cuentos infantiles

Improvisar una intrépida historia de aventuras a bordo de un buque puede ser incluso más sencillo que encontrar los nombres de piratas adecuados para el cuento.

A los niños les encanta leer y que les lean cuentos de aventuras, y entre ellos, los de piratas son de sus favoritos. Por eso cuando un adulto decide  inventar sus propios cuentos infantiles, uno de los factores más importantes para que estos resulten un éxito entre los más pequeños, es saber elegir adecuadamente los nombres de piratas.

Qué nombres no es adecuado elegir
A la hora de elegir nombres de piratas hay que considerar que seleccionar nombres propios demasiado corrientes no es una buena elección.
Aunque a usted el pirata Miguel, Daniel o Pascual, le parezcan de lo más creíble, no lo son.

Una de las razones es que a los niños les gusta poder jugar a ser piratas, y si el pirata tiene el nombre de alguno de ellos o de alguna persona que ellos conozcan, creerán que sólo ésa persona tiene permiso para interpretar el papel del pirata protagonista del cuento. Y si, además, elige el nombre de alguien que se niega a jugar a piratas con ellos, el fracaso de su cuento será enorme.

Además, a los niños les gusta poder disfrazarse del pirata protagonista del cuento y que los demás vean claramente de qué pirata va disfrazado, pues él no va de un pirata cualquiera, sino del pirata de su cuento. Téngalo siempre presente.

Qué nombres si son adecuados
Si crea nombres de piratas relacionados con alguna cualidad del personaje, a los niños les resultará fácil imaginarse a su pirata, y por tanto, elegir el atuendo adecuado para el disfraz.

Por ejemplo, el pirata Barbazul, es fácil de emular poniéndose un atiendo de pirata y agregándole una barba azul. El pirata Camisa de Plata, también sólo necesita una camisa de color plateado para resultar reconocible.