Padres solteros: cómo educar a los hijos

La educación en las familias monoparentales es un compendio de valores como la disciplina y la comprensión que convierten a los padres solteros en el máximo referente de sus hijos.

Criar a un niño sin el apoyo del otro cónyuge conlleva una carga extra en el momento de decidir ser padres solteros. Ya sea por decisión propia o por cuestiones externas tales como separaciones o desentendimiento, los más pequeños requieren una atención, especialmente mientras se va formando su personalidad y valores.

Firmeza y seguridad

  • Después de una ruptura sentimental los padres solteros se sienten responsables de la carencias que, a priori, pueden tener los pequeños. Aparece, entonces, una culpabilidad que puede acarrear manipulaciones por parte de los niños cuando estos empiezan a crecer y a darse cuenta de la situación. Por ello se aconseja un carácter firme en el que no se ceda a chantajes de ningún tipo.
  • En las familias monoparentales no existen los roles del autoritario y el condescendiente. Los padres solteros deben educar a sus hijos en la disciplina y la constancia a la vez que crear un refugio para los momentos de decepción, miedo y temores, ya que estos, al fin y al cabo, son niños.

La escuela adecuada también cuenta

  • En la niñez el contexto es el que moldea y, desde el jardín de infancia hasta la edad adulta, el ámbito educativo ha marcado a muchas personas que actualmente han de asistir a terapia por diversos problemas tejidos en el colegio. Por ello, elegir en base a una intuición inteligente en la que no se midan tanto los servicios como el ambiente que se respira es vital para el pequeño.
  • Según vayan creciendo, los hijos de padres solteros querrán ir a un instituto u otro. Se debe hacer, también en este caso, una elección equilibrada entre los deseos de los jóvenes y la información que otros adultos tengan acerca de las escuelas de secundaria con mejor reputación académica.

Buscar apoyos de la familia o de profesionales

  • Los padres solteros no son "superhombres" ni "supermujeres", como afirman varios especialistas en psicología del desarrollo. Los abuelos son una fuente de sabiduría y tradición por no mencionar que consentirán a sus nietos todos los caprichos, liberando de esa traba que tienen muchos padres en la educación de sus hijos.
  • Una alternativa para aquellos que residen en otra localidad diferente a la de sus padres o que no quieren dejar a los niños con sus abuelos por diferentes motivos consiste en contratar a un profesional del cuidado de niños. Para llevar a cabo esta opción los padres deben tomarse su tiempo. Especialmente en lo que concierne al proceso de selección es preferible esperar al candidato idóneo.