Pantalones campana: el espíritu hippie sigue vivo

Un repaso por las pasarelas nos lleva a la conclusión de que los pantalones campana están nuevamente de moda, como un guiño al movimiento nacido hace ya medio siglo.

Si se quiere estar a la moda, no sólo hay que mirar hacia adelante, ya que el pasado es también una fuente de inspiración, como lo demuestran los pantalones campana. Conocer su origen, sus características y cómo llevarlo es fundamental para no quedar fuera de tendencia en esta temporada.

Origen de los pantalones campana

Frente a la moda seria del “stablishment” con cortes rectos y ropa monocolor, a mediados de los años 60 apareció la llamada moda hippie, que incluía no sólo diseños con flores, multicolores y chalecos con flores, sino, especialmente los llamados pantalones campana, que escandalizaron a algunos.

 

 

Estas prendas se llamaron así porque se volvían progresivamente más anchas desde la rodilla hasta el borde, formando una especie de cono, parecido, precisamente, a unas campanas. Junto con los zapatos y sandalias de plataformas gigantes fueron la combinación perfecta de quienes estaban a la moda, como pueden apreciarse en las fotos de la época.

 

 

Los pantalones campana venían en tres versines: se usaban en pantalones vaqueros, tanto los tradicionales azules como en colores menos usuales, como el marrón o el negro. También en diseños multicolores o con flores o “bacterias”. No obstante, tal fue su éxito que era común verlos puestos en mujeres trabajando en oficinas o en la administración pública.

 

El estilo moderno

Desde comienzos del año 2.010, los pantalones campana han vuelto a estar de moda. Se pueden ver tanto en los desfiles de los más reputados diseñadores de moda, en las pasarelas de Milán, París, Madrid o Nueva York, hasta en las fotos de muchas famosas, especialmente en vaqueros.

 

 

No obstante, pareciera que existen ciertas diferencias con la moda de hace 50 años. En primer lugar, han quedado reservadas más que todo a las mujeres, por un lado y, por otro, no representan ya una forma de protesta contra el sistema, sino todo lo contrario, un signo de status y de elegancia.

Algo sí que se repite con relación a la prenda en sus orígenes; las combinaciones más usadas de los pantalones campana en la actualidad son con zapatos y sandalias con plataformas de escándalo, que vuelven también a estar de moda, así como con blusas y camisetas estampada y coloridas.