Usos y consejos para utilizar la pintura de aluminio

Definición, ventajas de su utilización sobre otro tipo de pinturas y usos más comunes de la pintura de aluminio.

A la hora de realizar el decorado o acabado de una superficie es importante elegir el producto más adecuado según su tipo de material, extensión y ubicación. En el caso de las superficies de exterior, la pintura de aluminio es uno de los recursos más utilizados, debido a las propiedades y ventajas que se detallan a continuación.

Definición y composición

  • La pintura de aluminio es un tipo de pintura que se forma por la mezcla de aleaciones de aluminio y una película protectora, generalmente laca o barniz, de carácter impermeable y resistente a la corrosión. 

Ventajas más destacadas de la pintura de aluminio

  • La pintura de aluminio cuenta con un proceso de secado rápido y ofrece buena relación calidad/precio. Además, presenta una gran capacidad de recubrimiento, está especialmente indicado como aislante térmico y se considera un tipo de pintura muy anticorrosiva.

Utilidades y usos más comunes de la pintura de aluminio

  • A diferencia de la pintura acrílica, esta pintura tiene un aspecto metálico y un brillo muy característico debido a su porcentaje de metal. Esto hace que luzca especialmente llamativa y vistosa, por lo que se utiliza como decoración de exteriores. 
  • También en exteriores, aunque con una marcada función protectora y de recubrimiento, encontramos en este tipo de pintura un recurso perfecto para impregnar cañerías, tuberías, verjas metálicas y cualquier tipo de elemento exterior que necesite de una protección especial ante los elementos climatológicos más corrosivos como el sol, la humedad, el viento o la lluvia. 
  • Además de ser un elemento protector, esta pinturas es una de las más aislantes de exteriores del mercado. Debido a esto, esta pintura está especialmente indicada para recubrir pequeñas estructuras como almacenes de herramientas de jardinería, casetas de perro e incluso viviendas prefabricadas. Esta propiedad aislante la confiere el aluminio al combinarse con el elemento protector produciendo el denominado efecto "leafing". 
  • El efecto "leafing" es el siguiente: el aluminio, debido a las propiedades químicas del enlace metálico, forma unas escamas que flotan formando una película de aspecto metálico por la que no puede penetrar la humedad. Esto hace que la pintura de aluminio ofrezca unas características óptimas con las que mantener a baja temperatura la superficie recubierta.
  • Otros de los usos de esta pintura son el de acabado final de la impermeabilización y el de protector de la membrana asfáltica. Según el tipo de resina, puede incluso resistir ambientes marinos.
  • En resumen, la pintura de aluminio está especialmente pensada para el recubrimiento de exteriores. Se puede utilizar como elemento decorativo, pero su función más destacada es la de aislar y recubrir superficies muy expuestas a los cambios climáticos, altas temperaturas o condiciones climatológicas desfavorables.