Pasos a dar para encontrar un patrocinador

Una de las cosas más necesarias en el momento de ejercer una actividad oficial es poder encontrar un patrocinador que permita abastecer todos los recursos materiales.

En muchas ocasiones, cuando se decide emprender determinados proyectos que requieren de un apoyo monetario importante para poder conseguir el correcto desarrollo de todas las funciones y así poder cumplir todos los objetivos que se plantean desde un comienzo; hay que encontrar un patrocinador que al mismo tiempo se pueda beneficiar a través de la publicidad que la organización le hace en cada ocasión en donde realiza una presentación oficial de la misma.

Pasos importantes
Para tener una buena oportunidad de encontrar un patrocinador es necesario ser muy bueno en lo que se va a hacer para que este se arriesgue a hacer una buena inversión y pueda encontrar beneficios también para su organización, que en su mayoría son referentes al mercado comercial. Como primera medida hay que legalizar la organización, esto quiere decir que se debe cumplir con todos los estándares legales del lugar en donde se van a ejercer las funciones y pagar los correspondientes impuestos.

 

En segundo lugar, para poder encontrar un patrocinador, hay que diseñar un proyecto que justifique la inversión que alguna entidad quiera hacer en el futuro. Para esto hay que enfatizar en las ventajas y beneficios de las actividades que se desarrollen junto con un estudio estadístico que muestre resultados positivos y que además, refleje los factores materiales y económicos que se necesitan para cumplir con los objetivos planteados.

Recomendaciones adicionales
El formato de presentación del anterior proyecto debe tener un encabezado en donde se resuma el proyecto y que contenga la misión, la visión, la oportunidad, la población beneficiaria, los objetivos, el plan de ejecución y la necesidad de financiación. Otra parte es el análisis en donde se hace un estudio de mercado con las debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades. Al final se encuentran la planificación, la ejecución y el presupuesto.

 

En estos tres últimos puntos se tienen que ver reflejados aspectos que recojan de qué manera se van a alcanzar los objetivos, los pasos a seguir, las fechas de ejecución, control y evaluación, y el plan de financiamiento a solicitar. Para terminar y poder encontrar un patrocinador se comienzan a repartir estos proyectos al mayor número posible de pequeñas, medianas y grandes empresas con una invitación a un evento inicial de inauguración en donde se expongan de manera más extensa cada uno de los puntos anteriores para así convencer a las entidades de la seriedad y compromiso de la compañía.