Pasos para convertirse en instalador de aspersores

Hoy en día hay una amplia oferta de trabajos prácticos y manuales que no requieren largos años de estudios y cualificaciones. Uno de estos trabajos es el de instalador de aspersores.

En tiempos de crisis, la formación es decisiva. Para trabajar hay que competir con otros candidatos que, habitualmente, poseen algún tipo de formación y experiencia en el trabajo a realizar. Por ello, además de mostrar ganas de trabajar como instalador de aspersores, se debe presentar un certificado técnico que asesore que realmente se poseen los conocimientos necesarios para llevar a cabo esta labor de forma eficaz.

Formación para convertirse en instalador de aspersores
El primer paso a la hora de buscar trabajo de instalador de aspersores es informarse sobre las distintas posibilidades de formación y cualificación que existen en el mercado, así como de la oferta y demanda que presenta este tipo de puesto. Es fundamental tener en cuenta la oferta y demanda de cada puesto, además de los propios intereses personales.

 

Hay empresas que ofrecen cursos de formación en riego para cualquier tipo de personas, sin requisitos de estudios, titulaciones o conocimientos previos. Estos cursos se complementan en horas teóricas y prácticas, ofreciendo una base de conocimientos sobre los distintos modelos instalables, fabricantes, empresas que se dedican a la instalación y el mantenimiento de los elementos, jardineros e incluso diseñadores de los distintos proyectos de riego que puede necesitar un usuario o empresa.

Trabajar de instalador de aspersores
La principal ventaja a la hora de realizar cursos de formación profesional es que ofrecen una gran cantidad de horas prácticas dirigidas y supervisadas por expertos, por lo que, al acabar la titulación, ya se sale con bastante soltura y manejo. Además, estas prácticas se suelen realizar en empresas que ojean a los practicantes y luego, al acabar cada curso, contratan a los más destacados y habilidosos de cada promoción.

 

Otra opción es la de inscribirse en bolsas de trabajo. Tanto las empresas especializadas en la contratación de instalador de aspersores, como otras más genéricas del INEM, SAE e incluso las ETT (empresas de trabajo temporal), ofrecen amplias bolsas de trabajo en las que inscribirse de forma gratuita. En las mismas oficinas se puede realizar un seguimiento de cómo va la candidatura, así como recibir información sobre otro tipo de puestos de trabajo.

 

En resumen. Lo principal para encontrar trabajo es atesorar un buen currículum bien proporcionado de titulaciones, conocimientos teóricos, experiencia y práctica. En tiempos difíciles, es prioritario adaptarse a la oferta del mercado dejando un poco de lado los intereses personales y formándose sobre algo que realmente haga falta y asegure lograr el puesto de trabajo deseado.