Pasos para hacer separadores de libros

Materiales como cartulina, pegamento, imágenes y listón permitirán la creación de fabulosos separadores que puedes personalizar con el tema del libro.

Los separadores o marcapáginas son muy útiles para no perder la hoja en la cual te quedaste leyendo. Haciendo uso de materiales sencillos de conseguir y tras realizar algunos sencillos pasos, se pueden confeccionar separadores con estilo propio y originalidad única.

Material necesario

Antes de comenzar la creación de los separadores se debe adquirir el siguiente material: cartulina, papel autoadhesivo transparente, pegamento, unas tijeras y una perforadora. Así como algunos adornos como imágenes impresas, calcomanías, estambre, un listón y cualquier material que consideres que se verá bien.

Instrucciones

Toma el libro para el cual fabricarás los separadores y haciendo uso de una regla te dispondrás a medir su altura. Luego, en la cartulina dibuja dos rectángulos que midan cinco centímetros de ancho y de alto deben tener como máximo tres centímetros más que la altura del libro.

 

Cuando hayas recortado los recuadros, pégalos uno encima del otro para aumentar su durabilidad y dureza. Una vez seco el pegamento procederás a realizar un diseño llamativo pegando los recortes de las imágenes impresas o bien las calcomanías que hayas seleccionado. Si eres un buen dibujante también puedes aprovechar el espacio para trazar un bueno dibujo.

 

Al finalizar el diseño se procederá a forrar los separadores con el papel contac, pues de esta forma se mantendrán más protegidos. En seguida se deberá hacer algunos orificios en los extremos para hacer pasar el estambre o el listón, pero forzosamente se debe hacer un agujero en la parte superior media del macapáginas para atarle una mota de estambre.

Algunas ideas

Hacer un separador de libros es el momento perfecto para echar a volar la imaginación, pues un marcapáginas puede ser decorado con el tema del libro, algunos poemas o representando tus intereses propios, todo lo que se te ocurra puede ser plasmado en este proyecto.

 

Por ejemplo, en vez de recortar simples rectángulos puedes cortar el lado inferior en forma de pico, y en la parte superior colocar una imagen que sobresalga de los márgenes, de esta forma lograrás un efecto más personalizado y llamativo en tus separadores.