Persianas romanas y biombos: decoración de hoy

Modernas y económicas, visten cualquier ambiente de la casa. Vienen en varios colores y son de fácil mantenimiento. Sepa por qué las persianas romanas son una buena opción.

Estar a la moda en materia de decoración no resulta siempre económico. En el mercado, existen muchos y variados entelados para tapicerias o cortinajes, y no siempre asequibles, especialmente si hablamos de estores. Sin embargo, existe una alternativa más alcance de bolsillos apurados como son las persianas romanas. Que acorde con un biombo hecho por nosotros mismo, dará un aire totalmente renovado a cualquier estancia del hogar.

Translúcidas u opacas
Las persianas romanas son una alternativa moderna a las tradicionales cortinas. Se confeccionan en telas y colores variados, y su principal característica es su comodidad al momento de enrollarlas y desenrollarlas diariamente. Esto se debe a que su estructura cuenta con unas finas varas de madera, ubicadas en todo el largo de la cortina. Así, cuando deseamos levantarla, sólo debemos enrollarla hacia arriba y anudarla con una tira que viene incorporada a tal fin. 

Por otro lado, si somos amantes de la oscuridad plena al momento de dormir, y por desgracia nuestras ventanas no cuentan con persianas o contraventanas, existen persianas romanas confeccionadas con tela black out, que impiden casi totalmente el paso de la luz.

Dividir un ambiente con buen gusto
No sólo las persianas romanas en las ventanas, vuelven a imponerse en el ámbito de la decoración del hogar, también los biombos vuelven al ruedo. Los podemos comprar o construir nosotros mismos a partir de dos paneles de madera unidos por una bisagra, que permitirá que lo abramos más o menos; por último podemos pintarlos o forrarlos con un bonito papel. Sea de cualquier modo que obtengamos el biombo, es una muy buena idea cuando se trata de hacer una división en cualquier ambiente de la casa. 

Es así que, utilizando un biombo podemos transformar en cocina y comedor un ambiente que antes reunía ambas cosas o, por ejemplo, crear un vestidor en el dormitorio. También es una buena idea colocar un biombo a la entrada de la casa y colocar detrás un perchero, teniendo así dónde dejar los abrigos y paraguas.