Poner cortinas plásticas o mampara en la ducha

La elección entre cortinas plásticas o mampara para la ducha suele ser una de las discusiones sobre decoración más habituales en los hogares.

Nadie podría imaginar una de las escenas más recordadas de la historia del cine -la del thriller de Psicosis- sin cortinas. Tampoco las más sensuales y apasionadas escenas cinematográficas hubieran podido tener lugar tras una mampara. Dejando al margen la aportación de las cortinas plásticas al mundo del celuloide, son muchas las ventajas que estas ofrecen para nuestro baño.

Cuestión de higiene
El cuarto de baño requiere un cuidado especial a la hora de mantenerlo limpio. La suciedad se cuela por cualquier rendija que exista en él, por eso cuando tenemos una mampara la suciedad cuenta con más recovecos donde alojarse. Los raíles de las puertas acumulan la suciedad y con el tiempo aparecen manchas negras muy desagradables.

Con las cortinas plásticas no sucede eso. Tan sólo hay que tener el cuidado de dejar que sequen estando estiradas y no recogidas, para así disfrutar de ellas baño tras baño. Luego, una limpieza habitual, con la sencillez que tiene descolgarlas, meterlas en la lavadora por la mañana y por la tarde volver a colgarlas.

Valor estético
Actualmente las mamparas predominan en el mercado y no hay duda que la amplia gama de mamparas que existe a día de hoy, permite tener una estética agradable en nuestro baño. Pero, te esclavizas a lo que tienes o te gastas cientos de euros cuando te hayas cansado del estilo decorativo que elegiste en un momento concreto de tu vida.

Las cortinas plásticas cuentan con una variedad infinita de colores, formas y motivos que pueden hacer de tu baño un lugar personalizado y que, además, podrás variarlo cada vez que así lo desees, ya que los precios de estas cortinas suele ser asequible para la mayoría de los bolsillos.

Por lo tanto, en ciertas ocasiones es mejor no dejarse llevar por modas pasajeras, especialmente en los tiempos de crisis que corren. Hoy en día decorar el baño con unas sencillas, pero prácticas, higiénicas y estéticas cortinas plásticas, se presenta como la opción más acertada para decorar el baño.