Por dónde empezar el proceso de escribir un libro

Según se dice popularmente, todo lo que un hombre ha de hacer en su vida es escribir un libro, plantar un árbol y tener un hijo. De todas estas actividades, el proceso de escribir un libro es el que suscita más incertidumbres.

Escribir un libro es una actividad que puede parecer difícil, pero se vuelve sencilla cuando se organiza de forma clara y precisa. Para ello, lo primero que hay que decidir es cual será la historia del libro, atendiendo a la estructura de presentación, nudo y desenlace. A continuación se deben perfilar los personajes, con sus características físicas y personales y las interrelaciones que se establecen entre ellos. Una vez que esto está planteado, escribir un libro será un poco más fácil que antes.

El primer paso para escribir un libro es planificarlo

  • Antes de nada, debemos de manifestar de forma física todo aquello que tenemos en mente. Es decir, escribir sobre las ideas principales del argumento, la trama principal, las tramas secundarias, el planteamiento, nudo y desenlace y todo aquello que guarde relación con los protagonistas.
  • Para comenzar a escribir un libro existe una actividad muy recomendable que es crear una hoja de cálculo de Excel y dedicar una página a cada capítulo. Una vez hecho esto hay que repartir el contenido de la historia de forma homogénea según el número de capítulos que hayamos creado, de forma que no queden capítulos demasiado intensos y otros que no aporten información nueva a la historia.
  • También se puede utilizar esta hoja de cálculo para hacer una pequeña ficha de cada personaje según el orden en el que aparecen o por orden alfabético. Además de sus características personales, es importante tener clara cuál es la relación que tienen entre ellos para expresarlo correctamente en el transcurso del libro y que al lector no le quede ninguna duda.

El segundo paso para escribir un libro es redactar el final

  • Sí, el final. Al escribir un libro se empieza por el final, ya que a partir de ahí se engancha y cuadra todo el resto de la historia. De no hacerlo de esta manera se corre el riesgo de que quede algún capítulo cojo o falte información necesaria para entender el final durante el transcurso de la historia, ya que llegados a ese punto es mucho más difícil rectificar.
  • Ya que hablamos del orden de los capítulos, el siguiente que debe escribirse sería el primero, para terminar de cuadrar la historia colocando todos los elementos entre ese primer capítulo y el último anteriormente escritos.
  • Una vez escritos el final y el principio sólo es cuestión de seguir el guión que se escribió previamente e ir cuadrando elementos, diálogos y personajes hasta que todo encaje.