Por qué viajar al Cabo York en Australia

La lejanía y el carácter místico de Cabo York producen una sensación de aventura y sorpresa a toda persona que lo visita para conocer sus secretos más profundos.

El estado australiano tiene unas infraestructuras modernas y muy organizadas. Su desarrollo político y social es muy alto y el nivel económico enorme, pero al mismo tiempo cuenta con lugares como Cabo York que es un emplazamiento salvaje poco conocido por el ser humano.

Descripción

Este territorio es una península que se encuentra situada al norte de la isla y forma parte del estado de Queesland. Es bordeada por el Océano Pacífico, el Mar de Coral y el Golfo de Carpentaria. Cabo York cuenta con una fauna y flora increíble que al visitarlo endulza y sorprende la vista del turista.

 

Está muy poco poblada y la cantidad de habitantes ronda la cifra de 18.000. Debido a este poca gente sus paisajes aún no se han visto dañados por la mano del hombre y al no sufrir ese acoso le hace poseer un entorno enigmático.

 

El mejor plan de ir a Cabo York es realizar una acampada o un safarí. Entre los sitios más emblemáticos se encuentra el Parque Natural del Rio Jardine con una vegetación similar a la de una selva y unos riachuelos y cascadas de una belleza indescriptible.

Aspecto y lugareños

Al ser un lugar costero, no deben olvidarse sus playas con aguas cristalinas y transparentes. Destaca sobre todo el comienzo de los arrecifes de coral en Cabo York. Este fenómeno es ideal para el extranjero por las practicas de buceo.

 

Tampoco deben olvidarse a los aborígenes, muy respetados y apreciados en Cabo York y en el resto de Australia. Puede verse y observarse su forma de vida y costumbres, aunque siempre sujetos a la legislación vigente. Esto queda demostrado en el hecho de la obligada necesidad de solicitar permiso para hacerse fotos con ellos.

 

Para la contratación de un viaje de estas características es esencial acudir a profesionales con tours ya planificados y previstos. O si se quiere que sea más personalizado se puede pedir un presupuesto hecho a la medida del cliente.

 

A pesar de seguir todas las indicaciones del especialista siempre es importante ponerse en contacto con la embajada de Australia o acudir a su página web para solicitar información y aclarar todas las dudas que pudieran surgir.