Propiedades nutritivas de la cebolla

La cebolla es un vegetal utilizado desde hace miles de años, hoy en día, presente en cualquier gastronomía, no solo por su intenso sabor sino por su alto valor nutricional.

Numerosas teorías apuntan a que esta planta liliácea tiene su origen en regiones de Asia Central y fue introducida en Europa por los griegos y los romanos, quienes la consideraban un energizante. Sus propiedades y la facilidad de su cultivo han extendido su consumo en varias regiones del mundo. Se desarrolla en climas templados y secos. Necesita suelos ricos en materias orgánicas para su óptimo crecimiento.

Un alimento esencial

Por sus valores nutricionales y medicinales es aconsejable incluir la cebolla en la dieta diaria. Aporta vitaminas A, B1, C y E. Contiene minerales como calcio, magnesio, yodo, cobalto, cobre, hierro, fósforo, cloro, níquel, potasio, silicio y zinc. Estos componentes nutritivos fundamentales para el organismo se aprovechan mejor ingiriéndola cruda en ensaladas. Además, su aporte calórico es mínimo ya que está compuesta por un 90 por ciento de agua.

 

 

Por otro lado, es un complemento indispensable de guisos, estofados y salsas; . La gran variedad de tipos de cebolla --entre los que se encuentran: la blanca, que es la más frecuente; la francesa, blanca y de pequeño tamaño; la roja, de sabor dulce y picante y la escalonia o chalota, pequeña y con un sabor similar al ajo-- hacen de ella un condimento sabroso y flexible a cualquier plato.

 

Propiedades medicinales

Consumir cebollas tiene múltiples beneficios para la salud humana. Contribuye a mejorar la circulación sanguínea, favorece la eliminación de líquidos y es un potente bactericida. Es indicada para combatir enfermedades como el reumatismo, la gota y también ayuda a prevenir la osteoporosis.

 

 

Además de ser especialmente digestiva --ya que estimula el hígado, el páncreas y la vesícula-- las cebollas son también ricas en antioxidantes como los flavonoides y los compuestos azufrados. Estos elementos ayudan a combatir el desgaste de las células en general.

 

Elección y conservación

Es aconsejable seleccionar las cebollas más duras y de cuello firme. Se deben conservar en lugares secos y frescos para preservar todas sus propiedades. Cuando se han cortado es recomendable envolverlas en un film plástico o en nylon y colocarlas en la nevera.

Gane dinero de forma rápida y fácil con nosotros