Qué hacer con las cenizas de un familiar fallecido

Las cremaciones se están volviendo cada vez más comunes a la hora de despedir a nuestros muertos, pero mucha gente no se decide sobre cuál es el mejor destino para las cenizas

La cremación aumentó su popularidad en varios países y religiones, sea por comodidad, economía, creencias y hasta por ecología. Sin embargo, sigue causando cierta incertidumbre el momento posterior a la misma. Al ser tan rápida la descomposición del cuerpo, las cenizas del fallecido son entregadas a la familia en la etapa de negación de la pérdida. Pensar antes de la cremación las alternativas existentes de lugares donde depositarlas puede ayudar a los que quedan, en el proceso de aceptación de la despedida y en la reintegración a la vida cotidiana.

Esparcir las cenizas
Hay una amplia variedad de opciones para darles un lugar final a los restos de nuestros seres queridos según nuestros credos, pero una de las más comunes es la de esparcir las cenizas. Una práctica que cobra adeptos porque creen que se asemeja a cumplir un último deseo del ser querido.

Integrar los restos con sus sitios preferidos, como el mar, un monte, la casa de la infancia, da la sensación de cierta permanencia de la persona amada en nuestro mundo. Terapeutas advierten que si las cenizas se esparcen en varios sitios puede presentarse una sensación de vacío para los familiares, al no tener donde visitar al muerto. No todos necesitan eso, muchos priorizan el recuerdo.

Otras opciones
Para los católicos, el cuerpo es el instrumento por el cual se reciben los sacramentos, convirtiéndolo en un objeto sacro. Líderes religiosos recomiendan a sus fieles que entierren las cenizas en un campo santo. Por tanto, el entierro en un cementerio continúa siendo una de las alternativas más populares.

Los hindúes, por su parte, no dan relevancia al lugar, según sus creencias el alma ya está disociada del cuerpo; algunas personas levantan altares en su sala mientras otras prefieren que los restos estén fuera de casa por considerarlo más liberador.

Pero el lugar de reposo no sólo está asociado a las creencias religiosas, también está ligado a la creatividad de los familiares. Actualmente existen empresas que ofrecen diversas opciones como viajes de los fallecidos al espacio, medallones conocidos como colgantes de recuerdo, donde se puede guardar una pequeña cantidad de cenizas, la conversión de los restos en diamantes sintéticos con forma de aros, dijes y anillos, y hasta urnas con semillas en forma de macetas donde, al cabo de un tiempo, convergerá una bonita planta o árbol donde recordar a nuestros seres amados.

Gane dinero de forma rápida y fácil con nosotros