Qué tener en cuenta antes de salir con un hombre con hijos

Siempre pueden surgir dudas a la hora de emparejarse con un hombre con hijos; encontrar el equilibrio y dar lo mejor de uno mismo es clave para encontrar la armonía sentimental y familiar.

Llega un momento en que la mayoría de las personas separadas o divorciadas deciden rehacer su vida. Cuando una persona tiene hijos, la situación se vuelve un poco más complicada, pues no todo el mundo está dispuesto a iniciar una relación con una persona con hijos a su cargo. Salir con un hombre con hijos requiere tener en cuenta ciertos aspectos para que la convivencia con toda la familia sea perfecta.

Paso a paso hacia una buena relación
La edad del niño suele influir en la aceptación de la nueva pareja. Un niño de corta edad se acostumbrará antes a la presencia de otra persona en su vida. Los niños mayores, o adolescentes, necesitan un mayor tiempo de adaptación y tienden a marcar mayor distancia con la nueva pareja. Si el divorcio o separación de los padres (o pérdida de la madre) resultó traumática para el niño, es normal que aumente el tiempo de aceptación.

 

Es habitual que el hombre con hijos tenga ciertos temores a que los niños puedan sentirse menos queridos, o que no puedan entender por qué su padre introduce a una nueva mujer en su vida. Los inicios de una relación con un hombre con hijos requieren paciencia y evitar acaparar toda la atención del padre, pues esto ocasionará que se sienta sentimentalmente dividido.

 

Tener una relación de pareja con el padre no significa llegar para sustituir a la verdadera madre del niño. Es importante no intentar interpretar el papel de madre, ni hablarle negativamente de esta. El pequeño necesita tener la seguridad de que su madre (en el caso de no haberla perdido) le sigue queriendo de la misma forma. Del mismo modo, al menos al principio, las decisiones acerca de la educación de los niños les corresponden a sus padres.

Paciencia y comprensión
Salir con un hombre con hijos significará incluir a los niños en varios de los planes de la pareja, como vacaciones o momentos de ocio. Encontrar el equilibrio entre los momentos de intimidad de la pareja, y los momentos para compartir en familia será vital para que la relación avance.

 

Tener hijos con otra persona implicará que la relación de nuestra pareja con la madre de los niños sea regular. Es necesario aceptar que una ex mujer esté presente en la vida de nuestra pareja, e incluso poner de nuestra parte para llegar a tener una relación cordial con ella.